Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente de los promotores dice que sería "deseable" una vivienda menos especulativa

José Manuel Galindo, presidente de la Asociación de Promotores y Constructores de España (APCE), charla con los lectores de ELPAÍS.com

¿Sería posible en España un modelo de vivienda más social y menos especulativa? Para los empresarios del sector, "no sólo sería posible, sino también deseable". Así al menos lo cree el presidente de la Asociación de Promotores y Constructores de España (APCE), José Manuel Galindo, que ha participado este viernes en una charla con los lectores de ELPAÍS.com. Para Galindo, "el sector inmobiliario sería el primer interesado en que la vivienda no fuera cara".

Durante la entrevista digital, un internauta inquiría por qué no se apuesta por una vivienda más social y a un precio más asequible. El presidente de APCE ha respondido que los promotores desean apostar por este tipo de iniciativas, pero para ello hace falta "financiación, disponibilidad de suelo, y ayudas a los adquirentes", todo lo cual "está en manos de las administraciones". "Los promotores estaríamos encantados en desarrollar este tipo de viviendas partiendo de las tres premisas anteriores", añadió.

Galindo apuntó además que a los empresarios del sector les preocupa los altos precios que se han alcanzado. "El sector inmobiliario sería el primer interesado en que la vivienda no fuera cara", comentó, "como a cualquier empresario, lo que le interesa al sector inmobiliario es que su producto se venda y cuanto más rápido mejor". Sin embargo, no consideró positiva una bajada generalizada de precios, ya que la mayoría de las casas (el 90 por ciento) están en manos de las familias, muchas de las cuales han gastado los ahorros de su vida en adquirir un domicilio.

El Pocero de Fuenlabrada

A preguntas de los lectores, el también presidente de los Promotores Inmobiliarios de Madrid (Asprima) mostró sus recelos respecto al llamado Pocero de Fuenlabrada. "Yo preguntaría a este señor dónde está el suelo para realizar las viviendas, si cuenta con financiación para poderlo hacer, dónde van a estar ubicados estos pisos, los plazos para su ejecución, si va a conseguir financiación para los compradores y otra serie de interrogantes que sugieren numerosas dudas".

Galindo también tuvo tiempo de hablar acerca de la mala imagen que la sociedad mantiene sobre los constructores, por culpa de algunos de éstos empresarios "que se han forrado y ahora huyen del sector", tal y como apuntaba un lector. "Estos comportamientos individuales que sólo buscan la oportunidad, no constituyen el tejido del sector inmobiliario", se defendió el entrevistado, "la imagen de los promotores ha sido muy penalizada por este tipo de comportamiento, que en cualquier caso no son generales".