Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Unas 1.300 personas acampan para optar a los pisos baratos del Pocero de Fuenlabrada

El promotor pondrá a la venta el sábado 2.000 viviendas a menos de 170.000 euros.- El Ayuntamiento se desmarca de la oferta

Unas 1.300 personas acampaban a primera hora de esta mañana a las puertas del centro cívico en el que tiene su sede la asociación de vecinos de La Avanzada en la localidad madrileña de Fuenlabrada, donde el promotor y constructor José Moreno -conocido como el Pocero de Fuenlabrada o El Pocero bueno, en contraposición con Paco el Pocero de Seseña- pondrá a la venta a las diez de la mañana del sábado 2.100 pisos de protección oficial sobre plano, de los que ni siquiera se conoce su futura ubicación. Sólo se sabe el precio, algo que para los jóvenes que hacen cola desde el domingo pasado es más que suficiente información: menos de 170.000 euros los más caros. Según el ritmo de afluencia -ayer eran 500 personas- se prevé que en unas horas se cubra la cifra total de viviendas. Sólo queda esperar.

La respuesta de los vecinos de Fuenlabrada, a 22.5 kilómetros al sur de Madrid y con 194.142 , ha desbordado las previsiones del propio Moreno, que cuando lanzó su oferta la semana pasada opinió que "seguro que hay cola uno o dos día antes". La cola comenzó seis días antes, el domingo pasado. Todos han pasado frío en las ultimas noches y más que les queda por pasar hasta el sábado. José Manuel, novio de la primera chica que hace cola a las puertas del local -en la esquina de la Avenida de la Hispanidad con la calle La Habana-, ha explicado que pasaron el domingo por la tarde por la puerta del centro cívico y que, "como no había nadie", decidieron quedarse. "Tenemos una tienda de campaña y todo lo necesario para sobrevivir durante una semana y nos vamos turnando", cuenta. Mercedes, que tiene el número 88 de la lista, ha sostenido, visiblemente indignada, que no ha tenido más remedio que unirse a la acampada "porque una loca decidió ponerse el domingo". "Pensábamos venir el jueves, pero como vivimos en el barrio la vimos y decidimos venir ya. Se lo he dicho a ella: estás loca, porque esto es durísimo, y toda la familia se está turnando para pedir permiso en el trabajo", ha asegurado.

Quienes componen esta inusual acampada, que matan el tiempo estudiando el carné de conducir o haciendo punto, tienen sus propios métodos para evitar la picaresca: han creado un listado con todos los que se encuentran a las puertas del centro cívico y lo revisan mañana y noche. El Ayuntamiento de Fuenlabrada (PSOE) se desmarcó ayer de la oferta y alertó de que El Pocero no tiene suelo público en el pueblo. En una nota de prensa, indicó que, a pesar de que la convocatoria se ha hecho bajo el epígrafe de La Avanzada, con sede en el Consejo de Barrio, el Ayuntamiento de Fuenlabrada "no tiene nada que ver con la iniciativa de José Moreno". Subrayó que el constructor "no tiene en estos momentos suelo público para construir en Fuenlabrada". "El suelo público de propiedad municipal para vivienda protegida se saca a concurso público, dentro del marco del Plan de Vivienda y del Plan General de Ordenación Urbana aprobado", añadía la nota.

La lista de requisitos

Fuentes municipales explican por si las dudas que la demanda de vivienda protegida que sea promovida por el Ayuntamiento se gestiona solo y exclusivamente a través del Instituto Municipal de la Vivienda (IMVF) y se adjudica por sorteo público ante notario. Finalmente, el Ayuntamiento manifestó que no se hace responsable de este tipo de iniciativas "porque pueden prestarse a falsas expectativas y confusiones, de las que solo son responsables él o los convocantes". Moreno, que está junto a los acampados, ha respondido al comunicado diciendo que no entiende esta aclaración ya que, sostiene, él nunca ha afirmado que tenga terrenos públicos en el municipio.

"El Ayuntamiento y la cooperativa de La Avanzada nunca han tenido ni van a tener nada que ver", ha subrayado. El Pocero de Fuenlabrada no ha confirmado aún donde se levantarán los pisos. "Las conversaciones están muy avanzadas pero aún no se puede confirmar nada, aunque serán acuerdos sobre todo con privados", ha añadido. De momento, lo que se sabe es que estarán situados en algunos de los grandes municipios del sur de Madrid y en medianas y pequeñas localidades del norte de Toledo. Las de protección oficial no rebasarán los 120.000 euros y de las renta libre costarán 162.000. Quienes se apunten tendrán que aportar una entrada de 9.000 euros en el primer caso y de 15.000 en el segundo. Otros requisitos son tener entre 18 y 35 años, aportar una fotocopia del DNI, una reserva de 120 euros, un teléfono de contacto y acreditar a través del Registro de la propiedad que no poseen ninguna vivienda. Su público son los jóvenes, pero "los divorciados también pueden", siempre que quede patente que tras el divorcio se han quedado sin la propiedad de la vivienda.

Los primeros que se apunten en la lista tendrán más posibilidades de elegir el municipio donde quieren comprar la vivienda. Eso sí; el constructor contempla también que quienes vivan en las localidades donde se construyan los pisos tengan algún tipo de preferencia "porque es justo que la tengan ya que viven allí". El constructor ha opinado además que hay que lanzar un viva por quienes están haciendo cola porque así "se demuestra que con pisos a precios razonables los jóvenes acuden a millares".