Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

José Manuel Galindo: "No se sabe la profundidad de la burbuja inmobiliaria"

El presidente de la Asociación de Promotores Inmobiliarios de Madrid charla con los lectores sobre la crisis de la construcción

Los promotores inmobiliarios se han visto sorprendidos por las dimensiones de la crisis de la construcción, pese a llevar varios años hablando de la 'burbuja inmobiliaria'. Así al menos lo cree José Manuel Galindo, presidente de la Asociación de Promotores Inmobiliarios de Madrid (Asprima), que ha charlado con los lectores de ELPAÍS.com. "Se preveía un ajuste razonable de la producción y precios en el sector, lo que no se preveía era una crisis financiera internacional que ha limitado la capacidad de compra de las familias y también de desarrollo de las empresas", ha dicho a los lectores, tras recalcar que todavía "no se sabe el alcance ni la profundidad de la burbuja".

En la charla con los internautas, Galindo ha señalado que prever esta situación era muy complicado. "Lo que se entiende por burbuja inmobiliaria, inclusive dentro de la propia teoría económica, no se sabe cuándo se produce". "Leía el otro día", continuó, "que se la comparaba a un terremoto, solamente se conoce el momento en el que ocurre, así como su profundidad, no con antelación".

El presidente de Asprima ha señalado además que "el número idóneo de viviendas finalizadas por año, en estos momentos, pueden rondar las 200.000, en relación con una demanda estructural de entorno a 450.000". Esto significaría, en su opinión, que el mercado inmobiliario puede absorber esas 200.000 viviendas anuales, unas cifras más moderadas que las que se venían construyendo hasta la fecha.

Respecto a si es un buen momento para adquirir una vivienda, Galindo instó a los interesados a comprar siempre que lo necesiten. "Hay precios razonables y otros que pueden estar caros y requerir un ajuste para poderse vender. En cualquier caso, se tiene la oportunidad de comparar no sólo precios, sino también productos, y elegir cada uno la mejor opción".

Los analistas aconsejan no comprar

Para los analistas, en cambio, el escenario económico del sector es pesimista, y no es el mejor momento para comprar una vivienda, ya que es previsible que los precios sigan bajando. "Yo no tendría ninguna prisa en ir a comprar un piso, es un sector que los movimientos son muy lentos y se verá con tiempo cuando los precios toquen suelo", ha dicho, por su parte, Luis Benguerel, de la sociedad de valores Interbrokers.

Para el experto, "es difícil que las acciones de las inmobiliarias se recuperen" a corto plazo. "Al ser un sector que se mueve lentamente, los próximos 3-5 años van a seguir siendo muy difíciles para el sector, por ello lo mejor es mantener esta liquidez que hoy por hoy las entidades bancarias están dando ya un 6% T.A.E".