Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crisis financiera mundial

Dexia recibirá otros 4.500 millones para poder asegurar su liquidez

Bélgica extiende las garantías a todo el sector. -Islandia nacionaliza a sus tres principales bancos

El banco franco-belga Dexia contará con la garantía pública de Francia, Bélgica y Luxemburgo para lograr préstamos en el mercado por valor de 4.500 millones de euros, según la decisión adoptada por los ministros de Finanzas de los tres países y de los accionistas del banco tras una noche de negociaciones en Bruselas. Esta garantía extraordinaria, que el Gobierno belga ha extendido a todos los grandes bancos del país con las mismas condiciones, persigue asegurar su liquidez y las nuevas financiaciones interbancarias e institucionales durante un año prorrogable a otro.

Sobre el refundado rescate de Dexia, el Estado belga aportará una garantía para el 60,5% del préstamo, Francia para el 36,5% y Luxemburgo para el 3% restante. Además, no se producirá una escisión del banco a pesar de que los rumores apuntaban en esa dirección y hablaban de una división de las actividades belgas, francesas y luxemburguesas de la entidad.

A principios de la semana pasada, Francia y Bélgica inyectaron 6.400 millones en el capital de Dexia para salvar a la entidad de la quiebra procediendo así a una nacionalización parcial del grupo, pero aún así las acciones siguieron siendo duramente castigadas en la Bolsa y llegaron a perder el miércoles el 15% de su valor. La nueva decisión adoptada por Francia, Bélgica y Luxemburgo debería pues tranquilizar a los mercados.

Ayer, pese a una nueva jornada negra marcada por el derrumbe generalizado de las bolsas, los títulos de Dexia, especializada en financiación de entidades locales y con presencia en el sector de banca comercial minorista de Bélgica, se recuperaron ligeramente, cerrando con una subida del 1,69%, hasta los 6 euros. En este sentido, el acuerdo también permite a la entidad garantizar algunas operaciones para inversores institucionales por un plazo máximo de tres años trazados por Dexia SA, Dexia Banque Internationale Luxembourg, Dexia Banque Belgique y Dexia Crédit local de France, indica la agencia Belga.

Sin salir del sector bancario europeo, las autoridades financieras de Islandia, que hoy han anunciado la nacionalización del primer instituto crediticio del país, el banco Kaupthing, un día después de asumir el control sobre el tercero, el Glitnir, y dos después de hacer los mismo con el segundo, el Landsbanki. El gobierno de Reykiavik dictó a principios de semana un decreto urgente por el que se atribuye la capacidad de nacionalizar los institutos bancarios privados para evitar el colapso financiero del país y la práctica bancarrota de Islandia.