Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP califica de "refrito desafortunado" las medidas del Gobierno contra la crisis

El portavoz de Economía de los populares, Cristóbal Montoro, asegura que no hacen "sino agravar la crisis"

El portavoz de Economía del PP en el Congreso, Cristóbal Montoro, consideró hoy que las medidas aprobadas hoy por el Consejo de Ministros para hacer frente al deterioro económico son un "refrito desafortunado" que "no hace sino agravar la crisis" económica y la "crisis de confianza hacia el Gobierno". Montoro hizo estas declaraciones tras el Comité de Seguimiento para la crisis económica que el PP convoca con carácter semanal, y después de que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, anunciara un programa de 24 reformas económicas en sectores estratégicos como la vivienda, el transporte, la energía, las telecomunicaciones y el medio ambiente.

Para el portavoz popular, la imagen ofrecida hoy por Zapatero ha sido "patética", ya que demuestra que el Gobierno sigue "siendo incapaz de reconocer la gravedad de la situación". No obstante reiteró el compromiso de los populares de "colaborar" con el Ejecutivo para ayudar a la paliar la crisis. Además, señaló que, a diferencia de lo que sostiene Zapatero, "España es el país europeo que más acusa la crisis económica" y afirmó que esta situación es extremadamente negativa" para las familias españolas y para la capacidad de crecimiento de la economía. Montoro recomendó al Gobierno moderar el gasto público de forma que su aumento no pase del 2%, tal y como, en su opinión, requiere una etapa de desaceleración económica.

Por su parte, la vicesecretaria de Organización del PP, Ana Mato, afirmó que "hoy ha sido un día triste para los españoles" porque Zapatero "sigue sin reconocer la realidad de la crisis".

Por otro lado, hoy se ha seguido aumentando la lista de malos datos de la economía: el PIB de la Eurozona sigue en caída libre y el crecimiento español se ha contraíd o dos puntos en el primer trimestre, para quedarse en el 0,1%, muy cerca del estancamiento.