Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PIB retrocede dos décimas más en el segundo trimestre

La economía española crece entre abril y junio un 0,1%

La economía española ha sufrido un frenazo en el segundo trimestre del año al registrar un alza intertrimestral del 0,1%, dos décimas menos que en los tres primeros meses , lo que sitúa el crecimiento interanual en el 1,8%, nueve décimas menos que en el primer trimestre. La previsión revisada del Gobierno sitúo el mes pasado la cifra de crecimiento para 2008 en el 1,6%. Precisamente esta mañana y de forma extraordinaria, el Consejo de Ministros está reunido para concretar las 24 nuevas reformas económicas anunciadas ayer por el presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, para hacer frente a la crisis.

Mayor ha sido el batacazo de las economías francesa y alemana , según los datos recogidos hoy. Alemania, que ha revisado la cifra de crecimiento del primer trimestre al 1,3% ha retrocedido un 0,5% en entre abril y junio. El estirón germano fue en ese trimestre el que llevó a la media europea al 0,7%, una cifra de crecimiento más del doble de la cosechada en España. En la misma línea, el PIB francés, que creció un 0,4% entre enero y marzo, ha registrado en el segundo trimestre un 0,3% negativo.

Este retroceso ha llevado al Banco Central Europeo a advertir en su boletín de agosto de que de que el crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) real de la zona del euro se ha debilitado a mediados de año notablemente frente al primer trimestre. "La información disponible desde el 3 de julio sugiere que las cifras del crecimiento del PIB real a mediados de 2008 serán notablemente más débiles que en el primer trimestre del año", ha afirmado el BCE en su editorial.

La demanda arrastra el PIB español

Según el indicador avanzado difundido hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE), la economía española ha atenuado su crecimiento como consecuencia de una menor contribución de la demanda nacional, parcialmente compensada por el sector exterior, que en este primer trimestre presenta una aportación positiva al crecimiento agregado.

Este dato confirma la opinión del Banco de España, que en su último boletín económico previó un frenazo del crecimiento intertrimestral hasta sólo el 0,1%, y una reducción del aumento interanual del PIB al 1,8%. El organismo supervisor consideró que la crisis financiera internacional y el elevado precio del petróleo han seguido haciendo mella en la economía española al aumentar la incertidumbre y la pérdida de confianza.

Ello se ha traducido en un menor consumo de los hogares y una caída de la inversión, sobre todo en el sector de la construcción, motor de la economía española en los últimos años. Según el Banco de España, la demanda interna aumentó sólo el 1,9% en un año, frente a un sector exterior que ha mejorado con el aumento de las exportaciones y la reducción de las importaciones, y resta ya sólo una décima al crecimiento.

También advirtió de que cada vez es mayor el riesgo de que el encarecimiento energético se refleje en los precios. Por otro lado, subrayó el "intenso ajuste" que está sufriendo la creación de empleo, que tiene su contrapunto positivo en el aumento de la productividad, que puede haber superado el 1% alcanzado en el primer trimestre.

El INE publicará el próximo 27 de agosto los datos completos de la Contabilidad Nacional Trimestral de España correspondientes al segundo trimestre de este año.