Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ibex cierra a la baja pero mantiene los 9.100 puntos

El selectivo cede 4,1 puntos, hasta los 9.120 puntos, mientras la mayoría de las bolsas europeas firman subidas

Desde hoy, la bolsa de Madrid ya sabe lo que es bajar en 2005, aunque sea un exiguo 0,04%. Los malos datos de actividad europeos y la indefinición de Wall Street, que ha terminado en clara tendencia a la baja, han llevado al principal indicador bursátil español, el Ibex-35 a ceder 4,1 puntos, hasta 9.120 puntos. Mientras, el índice general de la Bolsa de Madrid subió el 0,07% y el tecnológico Ibex Nuevo Mercado bajó el 0,72%.

Otro camino tomaron los principales mercados europeos, donde sólo Francfort registró pérdidas, el 0,02%, mientras que Londres subió el 0,68%; Milán, el 0,26% y París, el 0,22%. La caída del 0,5% que registró ayer Wall Street condicionó el arranque de la bolsa e impuso las pérdidas durante la mayor parte de la sesión.

Respecto a los grandes valores, el mayor descenso ha recaido en BBVA, que ha cedido el 0,53% después de anunciar que se ralentizará su negocio hipotecario, mientras que Endesa ha bajado el 0,47% y Repsol, el 0,21%. Iberdrola ha ganado el 0,59% y Telefónica, el 0,14%, mientras que SCH ha repetido cotización.

La mayor subida del Ibex-35 y de la bolsa ha correspondido a Telecinco, que ha subido el 4,75% al recibir recomendaciones de compra, mientras que ACS ha avanzado el 2,41% y Gamesa, el 2,28%. Las pérdidas estuvieron presididas por Amadeus, que ha cedido el 2,67% después de conocerse que existen empresas dispuestas a pagar 7 euros por acción.

Entre los factores que han lastrado hoy el ánimo inversor, se sitúa el estancamiento del PIB francés en el tercer trimestre del año y el aumento del paro alemán en diciembre -17.000 personas más, hasta 4,48 millones, el 10,8% de la población activa-. Y eso pese al alza del IPC de la zona euro -el 2,3% el año pasado-.

Mientras tanto, el euro continuó hoy la tendencia a la baja iniciada ayer y cayó en el mercado de Francfort por debajo de los 1,33 dólares, una marca que no había registrado en dos semanas. La moneda única se cambiaba hacia las 17.30 GMT a 1,3288 dólares, frente a los 1,3452 dólares de esta mañana y los 1,3365 dólares en los que el Banco Central Europeo (BCE) fijó hoy su cambio oficial.

La Fed y el crudo arrastran a Wall Street

Las bolsas de Nueva York han cerraron a la baja, afectadas por los temores inflacionistas expresadas por el comité de política monetaria de la Reserva Federal. Esto hace pensar a los analistas que la Fed, o banco central de EE UU, seguirá subiendo los tipos de interés, proyección a la que se sumaron el alza del crudo y la toma de beneficios tras un buen fin de año 2004, que provocaron una clara caída de los mercados.

Según cifras preliminares, el Dow Jones, que el lunes perdió 53,58 puntos, se ha dejado otros 98,65 puntos, o el 0,92%, hasta las 10.630,78 unidades. Por su parte, el tecnológico Nasdaq, que ayer bajó 23,29 puntos, ha perdido 44,29 unidades, o un 2,06%, hasta los 2.107,86 puntos.

El petróleo no ayudó y eso que la sesión empezó al alza. El precio del crudo de Texas ha acabado subiendo un 4,2% en Nueva York, en una jornada en la que se intensificó la violencia en Irak y los operadores quedaron a la espera de más datos sobre las reservas almacenadas en EE UU. Al término de la sesión regular, el Petróleo Intermedio de Texas para febrero se situaba en 43,91 dólares el barril, después de un avanzar 1,79 dólares respecto al lunes. Lo mismo le ocurría al brent, de referencia en Europa, que ha cotizado a 41,07 dólares al cierre del mercado, 70 centavos de dólar más (un 1,73%) que en la jornada anterior.

En 2005, a por los 10.000

El principal índice de la Bolsa española, el Ibex-35, podría subir un 10% en 2005 y situarse en 10.000 puntos si se cumple el escenario más optimista del informe de estrategia del Banco Urquijo. No obstante, el informe señala que 2005 no es un ejercicio para fijar "cifras mágicas", ya que persisten muchas incertidumbres globales al no haberse corregido los principales problemas estructurales de las economías occidentales, con lo que el dólar y las Bolsas quedan en posición vulnerable, además de los posibles shocks geopolítico, el petróleo y los tipos de interés.

Más información