Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La UE advierte a EE UU de que su acuerdo aéreo sigue en vigor

Reitera su preocupación sobre los "masivos subsidios de EE UU a Boeing"

La Unión Europea ha rechazado en un comunicado la "conclusión unilateral" por parte de Estados Unidos del acuerdo de 1992 sobre aviación civil entre ambas partes y consideró que se trata de una maniobra "ilegal" desde el punto de vista de la legislación internacional. Washington decidió no renovar el pacto sobre limitaciones de subsidios gubernamentales a las empresas aeronáuticas alcanzado hace doce años. Bruselas reafirma hoy su vigencia.

En una nota verbal transmitida a las autoridades estadounidenses, la UE expresó su rechazo a los argumentos utilizados por Washington, que dice que han finalizado el acuerdo por que "carece de fundamento y es insustancial", por lo que considera que el pacto sigue en vigor, explicó en rueda de prensa la portavoz europea de Comercio, Arancha González. Asimismo, la UE está en contra de las alegaciones de EE UU sobre el incumplimiento por parte de Bruselas de los términos del acuerdo y reitera "su fuerte preocupación sobre los subsidios masivos que los Estados Unidos van a otorgar al Boeing 7E7, en violación del acuerdo de 1992".

Por ello, la Unión Europea ha pedido que ambas partes celebren consultas antes de que haya cualquier decisión definitiva en Estados Unidos respecto a la concesión de apoyos al Boeing 7E7. "La UE espera que EE UU adopte los pasos necesarios para garantizar el total cumplimiento de sus obligaciones bajo el acuerdo", afirma un comunicado de la Comisión Europea. La nota verbal transmitida a las autoridades norteamericanas señala que, dado que considera que la conclusión del acuerdo es inválida, el texto sigue en vigor. "Estados Unidos no ha proporcionado evidencia alguna del incumplimiento de la UE y tan sólo ha realizado alegaciones generales sobre que carece de fundamento y que es insustancial", afirma el documento.

Igualmente recuerda que, durante más de dos años y medio, EE UU ha declinado mantener las reuniones bianuales previstas en el acuerdo, en las que se debería haber discutido cualquier problema de ambas partes. En la nota, la UE también señala que, según las disposiciones del acuerdo, las partes deben evitar cualquier conflicto comercial en asuntos cubiertos por el convenio, lo que EE UU no ha cumplido. "Se trata de un intento de Estados Unidos de escapar a sus obligaciones bajo el acuerdo" ya que este texto señala que no se puede dar por finalizado si antes no se han realizado los esfuerzos necesarios por ambas partes para solucionar los posibles problemas, precisó González. Al respecto, agregó que, si esta es la manera que tiene Washington de demostrar su interés en las negociaciones, "es una forma muy curiosa de hacerlo".

Guerra comercial

Esta reacción de Bruselas se produce después de que EE UU y la UE hayan iniciado una disputa sobre los subsidios a Airbus y Boeing con sendas demandas ante la Organización Mundial del Comercio (OMC). El motivo del litigio son las ayudas estatales que reciben los dos mayores fabricantes de aviones del mundo: el estadounidense Boeing y el consorcio europeo Airbus.

Desde ambas partes se considera que las ayudas que concede el otro son ilegales. El acuerdo de 1992 ahora denunciado por EE UU tiene como objetivo establecer una competencia justa entre Airbus y Boeing mediante una disciplina y regulación de las ayudas de Estado que ambas partes pueden recibir.