Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los sindicatos piden la intervención del gobierno ante la supresión de 5.000 empleos en Alitalia

La línea aérea confirmó esta madrugada las líneas básicas de su plan de relanzamiento financiero

La dirección de Alitalia confirmó esta madrugada que su plan para recortar gastos y relanzar la empresa incluye la supresión de 5.000 puestos de trabajo durante el periodo 2005-2006 y la escisión en dos de la compañía aérea.

"Nuestra opinión es muy clara: el plan tal como está debe ser cambiado", dijo Savino Pezzotta, jefe de Cisl, uno de los mayores sindicatos de Italia, que asegura que la cifra de despidos podría ser mayor, ya que la anunciada por la compañía no incluye los trabajadores con contratos temporales que también podrían perder sus empleos. El sindicato con mayor presencia en Alitalia ya había dicho que anticipa un recorte de hasta 7.000 puestos de trabajo. "El número extraordinario de pérdidas de empleos (...) hace que sea inaceptable todo el marco propuesto".

Los sindicatos del transporte aéreo ya fueron informados ayer por Alitalia del contenido del plan de salvamento y hoy se reunían en Roma para decidir que respuesta dar al programa de reestructuración de la compañía. Pese a la delicada situación en la que se encuentran los trabajadores, los representantes de la plantilla insisten en el diálogo y aseguran que no irán a la huelga.

Evitar la quiebra

El plan de rescate financiero anunciado por la aerolínea italiana pretende ahorrar 315 millones de euros a través de la eliminación de 1.570 puestos para las operaciones de vuelo (en concreto 450 pilotos, 1.050 azafatas y 70 miembros del personal de tierra), así como 1.440 empleos en la manutención y 900 para las operaciones de suelo, mientras que se prescindirá de 360 en las áreas de marketing y comercial y 610 en los servicios informáticos, precisó en un comunicado Alitalia, cuya plantilla total es de 20.700 empleados.

La compañía también confirmó su proyecto de dividir la compañía en dos entidades, Alitalia Fly para las actividades de vuelo, que tendrá 11.700 empleados y Alitalia Service para las de tierra, con una plantilla de 9.000 personas. El grupo prevé haber ahorrado de aquí a 2006 unos 830 millones de euros, una cantidad que debería aumentar hasta 1.027 millones de euros en 2008. En la segunda fase del plan, que se desarrollará entre 2007 y 2008, prevé aumentar su flota actual de siete nuevos aviones para distancias largas hasta 34 en 2008 y de 12 para distancias medias hasta 162 dentro de cuatro años.

El director de Alitalia, Giancarlo Cimoli, ha fijado en el 15 de septiembre la fecha límite para recibir el aval de los sindicatos a su plan de recuperación 2005-2008, condición indispensable para que la compañía reciba un crédito de 400 millones de euros garantizado por el Estado italiano.