Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno catalán aprueba el anteproyecto que limita a ocho festivos la apertura de los comercios

La normativa española actual establece un máximo de 12 y prevé para 2005 la liberalización absoluta de los horarios comerciales

El Gobierno de la Generalitat ha aprobado hoy el anteproyecto de ley de horarios comerciales que establece que los comercios sólo podrán abrir un máximo de 72 horas semanales, 12 horas diarias y 8 festivos al año, y prevé sanciones de hasta 600.000 euros en caso de incumplimiento.

Hasta el momento, el marco normativo español establece para el año 2004 un máximo de 12 festivos de apertura al año y un cómputo semanal de 90 horas, y prevé para 2005 la liberalización absoluta de los horarios comerciales, según la legislación aprobada por el anterior gobierno del Partido Popular.

El proyecto, que será presentado al Parlament para su tramitación, especifica también que los establecimientos comerciales no podrán abrir entre las 22.00 y las 07.00 horas, y deberán cerrar los días 25 de diciembre, 1 de enero y 1 de mayo. El nuevo ministro de Industria Turismo y Comercio, José Montilla, y el conseller del ramo, Pere Esteve, se reunieron el 13 de mayo y acordaron limitar la liberalización de horarios que preveía el PP.

Según la nueva normativa, los comerciantes podrán fijar con libertad la distribución del horario, aunque deberán cerrar como muy tarde a las 20.00 horas los días 24 y 31 de diciembre. Refiriéndose a esta nueva Ley, Esteve ha manifestado hoy en conferencia de prensa que "es una acción equilibrada, moderna, competitiva, y nada conservadora ni proteccionista", y ha añadido que "responde a una demanda social amplia", después de matizar que "ha sido consultada a 31 organizaciones representativas".

El conseller Esteve ha especificado que el horario que establece el proyecto de ley no se aplicará a todos los comercios catalanes. Pastelerías, panaderías, comercios de comida preparada, quioscos, floristerías, farmacias, estaciones y medios de transporte terrestre, marítimo y aéreo, además de gasolineras no deberán ajustar sus horarios a las nuevas restricciones.

Del mismo modo, la nueva ley tampoco se aplicará a los comercios ubicados en zonas turísticas, ni a los emplazados en el entorno inmediato de mercados ambulantes o aquellos con una superficie de venta inferior a 120 metros cuadrados que no formen parte de cadenas de distribución. "Se ha buscado el consenso y la complicidad con el resto de las Comunidades Autónomas del Estado español" ha indicado Esteve, quien ha añadido que "se ha conseguido con todas, menos con la Comunidad de Madrid".