Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Montilla aboga por reducir posiciones de poder en el mercado energético

La política del Gobierno en ese ámbito se centrará en tres ejes: suministro de calidad, competititividad y reducción de costes y protección del medio ambiente

El ministro de Industria, Turismo y Comercio, José Montilla, ha asegurado hoy que su departamento trabajará para reducir "las posiciones de poder" en los mercados energéticos y aumentar los puntos de venta de hidrocarburos a fin de elevar la competencia en el sector y reducir el coste de la energía. Recalcó que el Gobierno defiende "sin reservas" el Protocolo de Kioto y que persigue compaginar la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero con la competitividad industrial.

Montilla, que compareció en la Comisión de Industria, Turismo y Comercio del Congreso, aboga por potenciar las centrales de ciclo combinado de gas y las energías renovables, y por abandonar de forma progresiva la energía de origen nuclear. Su ministerio revisará el Plan de Fomento de las Energías Renovables, la metodología de tarifas del régimen especial y la Estrategia de Ahorro y Eficiencia Energética, y potenciará la Comisión Nacional de la Energía (CNE).

Política energética

Los planteamientos del Gobierno en materia energética se recogerán en "instrumentos evectivos" y la política girará en torno a tres objetivos básicos: garantía de un suministro de calidad, la introducción de condiciones competitivas en los mercados para reducir el coste de la energía y la protección del medio ambiente.

En el capítulo de garantía de suministro, el titular de Industria destacó la necesidad de "un esfuerzo inversor por parte de las empresas", que deberá realizarse "dentro de un horizonte previsible". Para lograr este objetivo, el ministerio potenciará la planifergéticas "como instrumento que ayude a la iniciativa privada". Desde la óptica de la demanda, el ministerio fomentará el ejercicio de la libre elección de suministrador por parte de los consumidores.

Como medidas concretas, el Gobierno apuesta por aumentar y diversificar los puntos de vista de hidrocarburos líquidos y por perfeccionar el mercado mayorista de electricidad.

Una regulación "más realista" de los horarios comerciales

Montilla aseguró, en otro orden de cosas, que el Gobierno propiciará una regulación en materia de horarios comerciales "más realista" que la actual para garantizar su cumplimiento y evitar que España lidere la liberalización comercial en la Unión Europea. Arguyó que la normativa que fija la apertura semanal en 90 horas no se cumple en estos momentos. "No creo que tengamos que estar ni en la media ni a la cola de nuestros socios en la UE, y necesariamente no tenemos que estar a la cabeza de la liberalización de horarios comerciales", dijo. Y apuntó: "La mayoría de los países europeos no abren (sus comercios) los domingos". El ministro expresó así su intención de crear un marco normativo en colaboración con las comunidades autónomas que entraría en vigor en 2005, fecha en que está prevista la liberalización comercial en virtud del fin de la moratoria a la Ley de Comercio Minorista de 1996.

Más información