Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CRISIS EN LA EUROZONA

La Comisión estudia recurrir a la Justicia la ruptura del Pacto de Estabilidad

Francia plantea revisar el Pacto en 2005

La Comisión Europea, reunida de forma extraordinaria tras la decisión de ayer del Ecofin de suspender las sanciones a Francia y Alemania por su excesivo déficit, no descarta emprender acciones legales para devolver la vigencia al Pacto de Estabilidad, que la decisión de los ministros de Economía ha dejado en suspenso. Según han declarado fuentes comunitarias, la Comisión encargará a sus servicios jurídicos que "estudien todas las posibles acciones legales" que se pueden tomar ante el Tribunal Europeo de Justicia.

Tras la reunión, el Ejecutivo europeo ha emitido un comunicado en el que elude pronunciarse sobre las consecuencias legales que pueda tener la decisión del Ecofin. Como ha declarado el comisario de Economía, Pedro Solbes, "estas cosas no se improvisan". Sin embargo, el comunicado, firmado por Romano Prodi, hace una encendida defensa del Pacto de Estabilidad, que obliga a todos los países del euro a mantener sus déficit por debajo de un techo del 3%. En el comunicado, la Comisión estima que "el consejo [de ministros de Economía, el Ecofin] no puede adoptar medidas de conveniencia para enmendar o suspender el pacto cada vez que estime que sus cláusulas son demasiado severas o inoportunas". "No puede haber reglas a la carta, todos debemos jugar según las reglas del Pacto", sentencia el texto.

Por ello, la Comisión no ha descartado tomar medidas. Es más, ya ha previsto que si sus servicios jurídicos dan luz verde para esas acciones legales, invitarán a los cuatro países que ayer votaron en contra del levantamiento de sanciones a Francia y Alemania (España, Holanda, Finlandia y Austria) a que se sumen a la causa.

Reforma del Pacto

En todo caso, el golpe al Pacto de Estabilidad es un hecho y han empezado a alzarse las voces para su reforma. De hecho, en su comunicado, el ejecutivo comunitario asegura que "prepara una iniciativa para un mejor Gobierno económico de la Unión". En principio, esto parece indicar hacia algún tipo de reforma que dé flexibilidad al Pacto, ya que, subraya, "lo que pasó ayer indica claramente que la situación actual no es satisfactoria".

Otro de los que han abogado por la reforma del corsé presupuestario ha sido uno de los beneficiarios de la decisión del Ecofin, Francia. Un día después de abrirse la crisis, el ministro francés de Economía y Finanzas, Francis Mer, ha hecho un llamamiento a revisar el Pacto de Estabilidad en 2005, a pesar de que el tratado se aprobó a instancias de París y Berlín. "No se puede dar la impresión, en un momento en que hay una crisis, de que se rompe el termómetro porque uno no está contento con lo que dice", ha dicho Mer en una entrevista con la emisora Europe 1.