Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CICLISMO | El desenlace del gran juicio

El peso de la ley cae sobre Contador

El TAS sanciona al campeón español con dos años de suspensión por dopaje - El ciclista de Pinto, que podrá volver a competir el 5 de agosto próximo, pierde sus victorias en el Tour de 2010 y en el Giro de 2011 - El tribunal cree que lo más probable es el consumo de un suplemento contaminado

El pasado, el futuro y el valor deportivo de Alberto Contador, el mejor ciclista del mundo y uno de los grandes deportistas españoles del siglo XXI, quedaron ayer definitivamente heridos después de que el Tribunal Arbitral de Deportes (TAS) resolviera que debe ser sancionado con dos años de suspensión por dopaje. La lucha de Contador por demostrar su inocencia y por su honor, que le empujó a rechazar hace un año una propuesta de un año de sanción por la federación española, le condujo finalmente a chocar contra algunos de los más grandes poderes del deporte, la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) y la Unión Ciclista Internacional (UCI), y a soportar todo el peso del Código Mundial Antidopaje.

Contador y su equipo, el Saxo Bank, darán hoy una conferencia de prensa

El corredor, "hundido", consideró "incomprensible" la decisión

La decisión, pronunciada 19 meses después de un positivo por clembuterol en el Tour de 2010, dejó "indignado y hundido", según sus próximos, al ciclista, de 29 años, que la recibió por teléfono al mediodía en su casa de Pinto y la consideró "incomprensible", como se limitó a decir vía sms; tristes a los aficionados al ciclismo que han gozado de la espectacularidad en las grandes carreras de uno de los mejores escaladores de la historia, y fastidiados a variados dirigentes mundiales del ciclismo, preocupados por la imagen de su deporte en tiempos de competitividad global.

Ni Contador ni su equipo, el Saxo Bank, quisieron hacer públicas sus consideraciones sobre la sanción y convocaron a los medios para una conferencia de prensa hoy en Pinto. Aunque la mayoría de los equipos cuentan con cláusulas de rescisión en casos de dopaje, las especiales circunstancias del caso, la retroactividad de la sanción -¿se podría privar de su sueldo a posteriori a una persona que ha trabajado, vencido y exhibido la publicidad de su equipo como marca su contrato?- y el detalle de que los hechos sancionados ocurrieron cuando corría en el Astana hacen improbable cualquier castigo por parte del Saxo, cuyo dueño, Bjarne Riis, estará hoy apoyando a Contador en Pinto. La UCI, de todas maneras, advirtió a Riis de la posibilidad de perder la licencia WorldTour y el derecho a correr el Tour, dado que el 60% de los puntos que garantizaban ese derecho al Saxo los aportaba el propio Contador.

Pese a que el TAS es la última instancia deportiva, según fuentes cercanas, Contador no descarta recurrir al Tribunal Federal Helvético o al Europeo de Derechos Humanos.

Según las cuentas de los tres árbitros del TAS que juzgaron su caso en noviembre pasado, Contador no podrá volver a correr hasta el 5 de agosto próximo, por lo que se pierde el Giro, el Tour y los Juegos Olímpicos, pero no la Vuelta. Además, es despojado de su tercer Tour -el de 2010, pasando al segundo, Andy Schleck, aquel que lo perdió por 39s quejándose del ataque de Contador cuando se le salió la cadena en el Port de Balès-, de su segundo Giro -Michele Scarponi, el Zapatero de la Operación Puerto inscribirá su nombre en el trofeo- y de demás triunfos conseguidos en 2011 y en enero de 2012. Para una pieza separada dejó el TAS su decisión sobre la petición de la Unión Ciclista Internacional (UCI) de una sanción económica de 2.485.000 euros, equivalente al 70% de sus ingresos anuales por su actividad como ciclista profesional.

Aun privado de esas victorias, que él considera legítimas, el palmarés de Contador sigue siendo uno de los más importantes de la historia del ciclismo: dos Tours, un Giro, una Vuelta y decenas de victorias más. Sin embargo, quizás más grave aún que la pérdida económica o de títulos es la pérdida de la inocencia que sufrirá el corredor que desafió y derrotó al estadounidense Lance Armstrong en el Tour de 2009. Inevitablemente, a su pesar, la mirada del aficionado sobre sus victorias será diferente, quizás más oscura.

El laudo arbitral, redactado en 98 folios en inglés, concluye que la tesis de Contador -el clembuterol se encontraba en un trozo de carne contaminada consumida el día del control antidopaje, el 21 de julio de 2010-, aunque posible, era altamente improbable una vez vistas las pruebas y oídos los testimonios de los expertos: en este caso concreto no han podido concluir que hubiera un riesgo de contaminación de la carne comprada en España. Por otra parte, juzgan también posible una transfusión sanguínea, la línea defendida por la AMA y la UCI en su recurso, pero menos probable que el de la contaminación de un suplemento energético. Por ello consideran que Contador, sobre quien recaía la carga de la prueba, piedra angular del sistema de responsabilidad objetiva, no había podido justificar de ninguna manera la presencia de clembuterol en su cuerpo. Y ello equivale, dado que es una primera infracción, a una sanción de dos años de suspensión.

Irónicamente, Contador, desde un principio, descartó la posibilidad de que el clembuterol estuviera en alguno de los numerosos integradores y barritas energéticas que consume en gran cantidad en competición, pues ello habría supuesto automáticamente una sanción de un año (como en el caso de Jessica Hardy, que cita la resolución), y presentó como prueba una lista de todos los productos que consumía y el testimonio de sus fabricantes garantizando su pureza. Sin embargo, según el TAS, su palabra no puede probar que no consumiera un suplemento no incluido en su lista.

La formación del TAS justifica finalmente su decisión de despojarle de los triunfos de 2011 -pese a las protestas de Contador, que recordó que corrió el Giro y demás carreras porque no estaba sancionado- con el argumento circular de que Contador pide que le dejen los triunfos conseguidos durante un periodo de suspensión -pese a que esta sea retroactiva- y que ello sería injusto comparado con los deportistas a los que nunca se les ha levantado la sanción provisional antes de una resolución final.

Un castigo tras 565 días: la cronología del caso

- 21 de julio de 2010. Pau.

Día de descanso del Tour. A las 20.00, Alberto Contador, maillot amarillo,

se somete a un control antidopaje.

La muestra de orina es enviada

para su análisis al laboratorio de Colonia.

- 25 de julio. Contador celebra

en París la victoria

por tercera vez en el Tour.

- 19 de agosto. El laboratorio detecta en la orina de Contador clembuterol, una sustancia prohibida,

clasificada como agente anabólico

en la lista de la Agencia

Mundial Antidopaje (AMA).

- 24 de agosto. La Unión Ciclista Internacional (UCI) envía una carta

a Contador en la que le comunica

el positivo. En ella, la UCI le informa

de que está provisionalmente suspendido desde la fecha de recepción

de la misma. Al tiempo, Mario Zorzoli,

del departamento antidopaje,

informa por teléfono al corredor.

- 26 de agosto. En una reunión

en Puertollano, Zorzoli,

en representación de la UCI, informa personalmente a Contador del positivo

y de su suspensión provisional,

le entrega toda la documentación

de su análisis y le explica cuál es

el procedimiento que seguirá su caso.

El ciclista dice que todo debió

de deberse a una contaminación alimentaria y solicita el contraanálisis.

- 8 de septiembre. El contraanálisis confirma el positivo.

- 29-30 de septiembre. El presidente de la UCI, el australiano Pat McQuaid, que está en su país, en los Mundiales, comunica a Contador que un periodista alemán conoce lo de su positivo

y que debe actuar en consecuencia.

A la 01.00, mediante un comunicado, Contador informa públicamente de su positivo, insiste en que la causa es la carne contaminada y convoca una rueda de prensa en la que explica en detalle cómo cree que el clembuterol se hallaba en un solomillo que encargó Paco Olalla, su cocinero, y que él ingirió el día 20

y el 21. Simultáneamente, la UCI anuncia oficialmente el positivo e informa además de que, dadas las características del caso, son precisas

más investigaciones conjuntas

con la AMA antes de abrir

un expediente disciplinario.

- 2 de octubre. Varios medios publican que en la orina de Contador se halló

el 22 de julio una elevada cantidad

de plastificantes, lo que podría ser interpretado indirectamente como prueba de una transfusión de sangre.

- 8 de noviembre. La UCI envía

a la federación española (RFEC)

la documentación del caso

y le solicita que abra expediente disciplinario por presunto dopaje.

- 25 de enero de 2011. Un grupo

de investigadores publica

en una revista científica un método

para detectar plastificantes en la sangre como medio para identificar

posibles transfusiones de sangre.

- 25 de enero. La instructora

del comité de competición de la RFEC propone una sanción de un año

para Contador, a contar

desde el 26 de agosto de 2010,

y la descalificación del Tour 2010.

Se le ofrece un plazo de 10 días

para alegar. Contador, en una rueda

de prensa en Palma, rechaza aceptar

el año de suspensión, alega y proclama de nuevo su absoluta inocencia.

- 10 de febrero. El entonces presidente del Gobierno,

José Luis Rodríguez Zapatero, publica

en su Twitter: "No hay razón legal

para sancionar a Contador".

- 14 de febrero. El comité

de competición de la RFEC decide

que Contador no debe ser sancionado.

- 16 de febrero. Vuelta al Algarve. Contador vuelve a competir.

- 6 de marzo. Contador gana

la Vuelta a Murcia.

- 24 de marzo. La UCI recurre ante

el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS)

la decisión de la RFEC y solicita

que se le imponga una sanción

de dos años de suspensión

y una multa equivalente

a sus ingresos netos en un año.

- 29 de marzo. La AMA

también recurre

en los mismos términos.

- 30 de marzo. La AMA y la UCI

eligen como árbitro

al suizo Quentin Byrne-Sutton.

- 5 de abril. El TAS fija la vista

para el 6 de junio siguiente.

- 11 de abril. Contador elige

como árbitro al alemán Ulrich Haas.

- 19 de abril. La defensa de Contador, llevada inicialmente por Gorka Villar

y a la que se ha sumado el británico

Mike Morgan, anuncia que recusará

a Byrne-Sutton por considerar que ha trabajado en muchos casos para la AMA.

- 20 de abril. El TAS elige

como presidente de la formación arbitral al israelí Efraín Barak.

- 3 de mayo. Contador viaja

a Estados Unidos para someterse

al detector de mentiras, cuyo resultado presentará como prueba ante el TAS.

- 4 de mayo. El TAS ratifica

a Byrne-Sutton, el árbitro

al que recusó Contador.

- 10 de mayo. Contador rechaza

las fechas fijadas en principio

(del 6 al 8 de junio).

- 26 de mayo. El TAS fija como nuevas fechas para la vista del 1 al 3 de agosto.

- 29 de mayo. Contador

gana el Giro.

- 1 de julio. Contador recibe

los silbidos del público de Vendée durante la presentación del Tour.

- 24 de julio. Contador, quinto en el Tour. Lo gana el australiano Cadel Evans.

- 26 de julio. A petición de la AMA, que requiere más tiempo

para la publicación de un estudio

sobre la farmacocinética

del clembuterol, el TAS retrasa de nuevo la vista y la fija para noviembre.

- 8 de noviembre. Efraín Barak, presidente de la formación arbitral, participa en Madrid, invitado por el CSD, en un seminario sobre la lucha

y legislación contra el dopaje. También intervienen Villar, el abogado

de Contador; un miembro de la AMA,

Frédéric Donzé, y Zorzoli, de la UCI.

- 21 a 24 de noviembre. Se celebra

la vista en Lausana. Con la ayuda

de expertos estadísticos, químicos,

la máquina de la verdad y testigos,

su propio testimonio, y recordando

los múltiples casos de deportistas

que en México y China han dado positivo por clembuterol tras comer carne en mal estado, Contador,

que asiste a los cuatro días de sesiones, considera probado que la causa más probable de su positivo es la ingesta

de carne contaminada e infundadas

las teorías de la AMA, que hablan de una doble transfusión de sangre y plasma, con sangre extraída semanas antes

del Tour y en la que se encontrarían

los restos de una dosis de clembuterol.

Tras cerrar la vista, el TAS anuncia

que la decisión final se hará pública

en la segunda semana de enero de 2012.

- 16 de enero de 2012. Después

de que la agencia Associated Press publicara una información

sobre las supuestas quejas de la AMA

por la presunta parcialidad

a favor de Contador del presidente

de la formación, Barak, el TAS comunica que la resolución se retrasará

otras semanas, hasta la del 31 de enero.

- 30 de enero. El TAS aplaza

hasta el 6 de febrero su decisión.

- 6 de febrero. El TAS castiga

a Contador con dos años de sanción,

la máxima pena posible por dopaje.

Es desposeído de la victoria en el Tour 2010 (pasa al luxemburgués Andy Schleck), y del Giro 2011 (al italiano Michele Scarponi). Además, se perderá este año la ronda francesa y los JJ OO. Dada su suspensión preventiva, podrá correr de nuevo a partir del 5 de agosto.

Conclusión del TAS

- Es más probable que el positivo por clembuterol del deportista haya sido causado por la ingesta de un suplemento alimenticio contaminado que por una transfusión de sangre o por la ingesta de carne contaminada.

- No se ha presentado ninguna prueba que demuestre que el deportista hubiera actuado sin culpa o sin negligencia, o sin culpa o negligencia significativas.

- Se inhabilitará al deportista por un periodo de dos años, que comenzará a partir del 25 de enero de 2011 (se resta una sanción provisional).

- Contador perderá su título de campeón del Tour de Francia de 2010, así como todos los títulos logrados en las competiciones en las que haya participado después del 25 de enero de 2011, cuando comenzó el periodo de inhabilitación por su positivo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 7 de febrero de 2012

Más información