Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:CICLISMO | El desenlace del gran juicio

"Quieren matar al ciclismo"

El belga Eddy Merckx resume el sentir de buena parte del pelotón, sorprendido y dolido por el castigo a Contador - Las instituciones eligen la neutralidad

"Ya sabemos que este deporte es menos popular que otros. No creo que esto pudiera suceder en el fútbol. Alguien quiere la muerte del ciclismo". Son palabras de Eddy Merckx, el mejor ciclista de todos los tiempos, ganador de cinco Tours. El belga se mostró triste por la sanción de dos años de suspensión a Contador, como buena parte del pelotón. Como el máximo rival del español, el luxemburgués Andy Schleck: "No hay razón para estar feliz. Lo siento por Alberto. Siempre creí en su inocencia. Es un día muy triste para el ciclismo".

Entre los españoles, la mayoría viajaron de la tristeza a la indignación. La sanción es "irrisoria, difícil de entender, no tiene ninguna lógica", para Carlos Sastre, ya retirado y campeón del Tour 2008. Más directo, como exige el medio, Twitter, fue Óscar Pereiro, que logró el de 2006 después de que Floyd Landis diera positivo: "Estoy jodido como pocas veces. Quizás sea porque conozco a esos personajes. Ahora irán a celebrarlo con la Visa Oro y tan tranquilos". Incluso Pedro Delgado, que subió a lo más alto del podio de París en 1988, se mostró indignado. "Se está perdiendo el norte en la lucha contra el dopaje", dijo, y añadió: "El deporte tiene un problema, pero no con los deportistas, sino con los organismos que buscan protagonismo".

La mayoría de esos organismos se pronunciaron ayer sobre el caso. Desde el Consejo Superior de Deportes (CSD) se transmitió la máxima neutralidad: respeto por la decisión del tribunal, rechazo del dopaje y tristeza. En el mismo tono habló el presidente del Comité Olímpico Español (COE), Alejandro Blanco: "Espero que llegue pronto el 5 de agosto para que Contador pueda demostrar el gran campeón que es". Y el nuevo secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, también mostró su respeto a la decisión, aunque dijo sentirse "muy triste" como aficionado.

Los ganadores de ayer, la Unión Ciclista Internacional (UCI) y la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), que recurrieron la absolución del ciclista en España, evitaron la euforia. "Algunos pensarán que es una victoria, pero no hay vencedores cuando se trata de dopaje", dijo Pat McQuaid, el presidente de la UCI. Para su homólogo en la AMA, John Fahey, quien lamentó "las interferencias políticas en la primera instancia del proceso en España" -en referencia a aquel mensaje del anterior presidente, Rodríguez Zapatero-, la decisión "demuestra la eficacia del Código Antidopaje". La organización del Tour aplaudió la obstinación de ambos al recurrir al Tribunal de Arbitraje.

En la otra orilla, el perdedor, la federación española, que habló a través de su presidente, Juan Carlos Castaño: "Manejábamos la exoneración completa o una sanción de un año. Es un palo muy fuerte". Y vuelta al pelotón, a los que que se han beneficiado de la descalificación del español. Como Scarponi, nuevo ganador del Giro 2010: "Esta decisión no cambia el valor de los resultados que he obtenido". Y, claro, el pequeño de los Schleck, con el que Contador disputó a colmillo aquel memorable Tour de 2010: "No me hace feliz ganar así. Competí con él en esa carrera y la perdí".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 7 de febrero de 2012