Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alianza mundial para erradicar los males olvidados

Gates, instituciones y empresas lanzan un plan contra 10 enfermedades

Erradicar es la palabra favorita de los epidemiólogos. Y del matrimonio Gates. La idea de acabar para siempre con una enfermedad no es un sueño, aunque en el mundo solo se haya conseguido una vez: con la viruela (y está cerca de suceder con la polio, aunque esta enfermedad se resiste a desaparecer). Pero el anuncio hecho ayer por los Gobiernos de EE UU, Reino Unido y Emiratos Árabes Unidos, la Organización Mundial de la Salud (OMS), 13 de los principales laboratorios del mundo, el Banco Mundial y varias ONG como Mundo Sano, el Fondo para el Sida de EE UU (USAID), la Iniciativa por los Medicamentos para las Enfermedades Olvidadas (DNDi) y el Club de los Leones, todos ellos agrupados por el impulso de la Fundación Bill y Melinda Gates, supone una firme apuesta por repetir la hazaña. Y no en una enfermedad, sino en 10 de ellas.

1.400 millones de personas están afectadas por las patologías

Hay, además, un dato a resaltar: los esfuerzos van a dedicarse a enfermedades de las llamadas olvidadas, aquellas a las que -al menos hasta ahora- muy pocos hacían caso porque afectan a la población de los países pobres. Nada menos que 1.400 millones de personas están afectadas por ellas o viven en zonas donde pueden contraerlas.

Aunque la denominación de enfermedades pobres (que la OMS prefiere llamar desatendidas) engaña. Muchas de ellas son de sobra conocidas. Por ejemplo, la lepra, la enfermedad de Chagas, la enfermedad del sueño, la filariasis o la ceguera por tracoma.

El plan se ha diseñado en tres fases. La primera persigue erradicar la dracunculiasis o enfermedad del gusano de Guinea. Esta patología la transmite un parásito y se adquiere al beber agua contaminada. En el mundo se registraron el año pasado 1.060 casos, la mayoría de ellos, en Sudán, según la OMS.

Para 2020 se quiere acabar con la filariasis linfática, la ceguera por tracoma, la enfermedad del sueño y la lepra. Las tres primeras tienen en común que son causadas por parásitos. Y, para entonces, se quiere controlar el resto, cuya erradicación será abordada más adelante, como el Chagas, la helmintiasis (una infestación de gusanos), la esquistosomiasis, la oncocercosis (ceguera de río) y la leismaniasis visceral.

Para este ambicioso objetivo el acuerdo de Londres prevé unos fondos iniciales de más de 785 millones de dólares (casi 600 millones de euros) solo en investigación. La Fundación Bill y Melinda Gates ha anunciado para los próximos cinco años la donación de 363 millones de dólares (275 millones de euros) para gastos operativos y de distribución.

Por parte de la industria, hay compromisos para aumentar la producción en los casos en que ya hay tratamiento (Merck Serono aumentará por 10 los comprimidos que fabrica para la esquistosomiasis) o para investigar más y conseguir la cobertura universal (GSK).

Es el segundo gran anuncio de los últimos días de la Fundación Bill y Melinda Gates, que la semana pasada comunicó que va a donar 750 millones de dólares (570 millones de euros) al Fondo Mundial para el Sida, la Tuberculosis y la Malaria.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 31 de enero de 2012