Botella no restringirá el tráfico pese al exceso de contaminación

En Madrid se respira un aire tan contaminado que resulta dañino para la salud y los responsables municipales esperan que la próxima semana la lluvia limpie la atmósfera de la capital. Según los datos recopilados por Ecologistas en Acción de las estaciones de medición municipales, solo se respira aire saludable en los parques. En el resto de la ciudad, 19 de los 24 sensores superaron en 2011 el límite anual de dióxido de nitrógeno (40 microgramos por metro cúbico), con una media global de 45, un microgramo más que en 2010 pese al descenso del tráfico.

Para el delegado municipal de Medio Ambiente, Antonio de Guindos, se trata de un "ligerísimo repunte" que "hay que correlacionar con la meteorología". En su opinión, la contaminación de óxidos nitrosos se ha "estabilizado", e incluso hay avances: aceptando como admisible los 40 microgramos, serían 15 y no 19 las estaciones que superaron el límite en 2011, "y en sitios complicados", frente a las 18 de 2010.

La alcaldesa defendió el plan de calidad del aire presentado en diciembre (cuando era aún responsable de Medio Ambiente y Movilidad), aún sin aprobar, y que tendrá vigencia hasta 2015, año en el que espera cumplir "las exigentes condiciones" de Bruselas; el Ayuntamiento solicitó una prórroga en 2011 para situarse por debajo del límite legal.

Recomendaciones

Ecologistas en Acción apunta varias recomendaciones para reducir la contaminación. En opinión de De Guindos, "gran parte están recogidas" en el proyecto del Ayuntamiento. En concreto, "todas menos dos": eliminar las plazas azules del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) e imponer un peaje de acceso a la ciudad. Los ecologistas apuestan también por restringir el tráfico "solo a residentes cuando haya picos de contaminación", algo que el Ayuntamiento prevé pero solo ante un umbral que ve lejano. Sobre el SER, el Ayuntamiento planea pintar de verde algunas plazas azules ("se consensuarán distrito a distrito"), pero "no al 100%" porque tendría "un coste económico muy importante para el ciudadano".

Respecto a imponer un peaje, Botella ha sido tajante: no, "va en contra del espíritu abierto en Madrid". "El millón de personas que entra cada día es fundamental en la creación de riqueza" de la ciudad, sentenció.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción