Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:JESÚS ÁVILA DE GRADO | Director científico de Ciberned

"El mayor riesgo de tener alzhéimer es ser mayor"

Jesús Ávila de Grado, director científico del Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Neurodegenerativas (Ciberned) cree que en el caso del alzhéimer, la patología con mayor prevalencia -más de 600.000 afectados en España-, el estudio de la neurogénesis y el diagnóstico precoz son las llaves para comprender cómo surge esta enfermedad asociada al alargamiento de la esperanza de vida y con qué herramientas combatirlo. Sobre todo, ante la evidencia de que los fármacos y las vacunas, de momento, no dan respuestas satisfactorias.

Pregunta. ¿El diagnóstico temprano es clave para frenar el alzhéimer?

Respuesta. Es esencial lograr una diagnosis temprana porque vemos que cuando se hace suele ser demasiado tarde. Es una enfermedad silenciosa, cuando se dan los primeros síntomas ya existe una gran degeneración en diferentes zonas del cerebro. Necesitamos marcadores más tempranos y hacer la diagnosis en la fase sintomática para tener éxito.

"Habría que hacer la diagnosis en la fase sintomática para tener éxito"

P. ¿En este sentido qué avances se están dando?

R. Existe un proyecto a nivel europeo que busca los mismos marcadores para poder comparar un país con otro. Estos marcadores se basan en técnicas que no se pueden extender mucho entre la población porque son caras como la resonancia magnética, o invasivas como la punción lumbar.

P. ¿El alzhéimer comienza afectando a las conexiones neuronales?

R. Sí, se cree que lo primero que ocurre es una pérdida de sinapsis en la región del hipocampo donde se ha hecho una correlación con la memoria a corto plazo. Esta sería la primera fase del alzhéimer que es lo que la gente conoce más. En la segunda fase, la enfermedad se propaga a la corteza donde aparecen problemas de orientación, entre otros, lo que afecta a la vida normal del paciente.

P. ¿Si las conexiones están dañadas, esto origina que algunas vacunas no funcionen en fases avanzadas de la enfermedad?

R. Esto y otros factores que intentamos averiguar. Se intentó eliminar las placas seniles [depósitos de ß-amiloide en el cerebro de los pacientes con alzhéimer] con algunas vacunas que se probaron en animales pero dio problemas graves en humanos. Se intentaron mejorar las vacunas y aunque funcionaban sin grandes problemas inflamatorios se consiguió que en algunos pacientes desapareciesen las placas pero no se arreglaba el problema de la demencia.

P. ¿Y si se dieran las vacunas en fases precoces de la enfermedad habría más probabilidad de éxito?

R. Se está discutiendo eso. Es muy importante la desaparición de las placas de amiloide pero hay más factores cruciales que hay que descubrir para atacar la enfermedad. No se descarta que se necesite más de un compuesto farmacológico contra la enfermedad como pasa con el VIH.

P. ¿Por qué es tan importante el estudio de la neurogénesis, el nacimiento de las neuronas?

R. En el hipocampo hay una región en la que se forman nuevas neuronas y estas establecen conexiones con algunas establecidas. Estas nuevas conexiones se han relacionado con nuevos aprendizajes. Si no existen estas conexiones se sugiere que no hay aprendizaje y se entiende que es el comienzo de la enfermedad.

P. La generación de nuevas neuronas es limitada en el cerebro. ¿Cómo se puede estimular esa capacidad?

P. La neurogénesis disminuye con la edad. El mayor riesgo de tener la enfermedad es ser mayor, pero sucede con todos los tejidos del cuerpo no solo en el sistema nervioso. En este sentido, el ejercicio físico y el mental ayudan a generar nuevas neuronas.

P. En Canadá, se está llevando a cabo un estudio con pacientes a quienes se les coloca un estimulador en el cerebro. Algo que se hace con el Parkinson y la obesidad. ¿Esa estimulación puede ayudar a generar nuevas neuronas?

R. Creo que son estudios preliminares pero hay que confirmar los datos que se recojan y ver la valoración de los first followers (primeros confirmadores). Estos estimuladores no están demasiado bien definidos y hay que trabar más en ello. En el Parkison se utiliza pero hay resultados buenos y no tan buenos en función de cada caso.

P. ¿Qué respuesta tienen hoy los fármacos contra el alzhéimer?

R. Los sintomáticos solo alivian algunos síntomas pero no la enfermedad. Para ello, se necesitarían fármacos modificadores que desgraciadamente no hay ninguno que esté en una fase avanzada como para que se vendan en la farmacia. Hay compustos que se han estudiado y que no han funcionado.

Jesús Ávila de Grado

Jesús Ávila de Grado (Madrid, 1945) es uno de los investigadores pioneros en España en el estudio de los procesos neurodegenerativos tras 40 años dedicados a la ciencia. El director científico del Ciberned es doctor en Químicas por la Universidad Complutense, ha sido director del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa y es profesor de Investigación en el CSIC. Es uno de los científicos más reconocidos y pertenece al Consejo Asesor Científico en el Joint Programming Neurodegenerative Diseases de la UE.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 6 de enero de 2012

Más información