Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos muertos y 27 intoxicados en 12 incendios domésticos registrados desde el sábado

Protección Civil recomienda extremar las precauciones en el hogar

El fin de semana navideño ha sido especialmente aciago en Cataluña en lo que a incendios domésticos se refiere. Dos personas han muerto y 27 más han resultado intoxicadas o heridas, casi todas ellas leves, en un total de 12 incendios ocurridos entre la madrugada del sábado y la tarde de ayer, lo que ha llevado a la Dirección General de Protección Civil de la Generalitat a recomendar en un comunicado que se extremen las precauciones con los electrodomésticos y las fuentes de calor en el hogar.

Los dos más graves ocurrieron ayer por la mañana en la calle de Amílcar, 155, de Barcelona (distrito de Horta-Guinardó) y en Nochebuena en la avenida de Vilanova, 60, de L'Hospitalet de Llobregat. En el primero, una mujer fue encontrada muerta a las 11.10 horas de ayer sobre un colchón calcinado en el ático del inmueble. En el segundo, los bomberos también encontraron el cadáver de un hombre en el interior de una vivienda en la que las llamas habían prendido en el mobiliario.

La sucesión de incendios empezó a la 1.30 del sábado con un gran fuego en un edificio de viviendas situado en el número 152 de la calle de Rafael Campalans. Un total de 15 personas resultaron intoxicadas, de las que cinco fueron trasladadas al hospital. Esa misma noche, tres personas más requirieron atención médica en dos incendios en sendas viviendas en Sitges (Garraf) y Puig-reig (Berguedà).

Dos fuegos más en Nochebuena, uno en Vilanova i la Geltrú (Garraf) y otro en Blanes (Selva), elevaron la cifra de intoxicados a tres, mientras que otro incendio en Montcada i Reixac acabó sin heridos.

Entre la tarde del día de Navidad y la de ayer se produjeron otros cuatro incendios domésticos. Tres personas resultaron intoxicadas anoche en un fuego originado en el conducto de la ventilación de una vivienda de Sant Cugat del Vallès (Vallès Occidental).

En Sabadell (Vallès Occidental), el domingo por la tarde, fue un microondas el que causó un incendio cuyo humo afectó a dos habitantes de la vivienda. En Mataró (Maresme), fueron las llamas originadas en un belén las que se extendieron por una vivienda a las 20.20 horas del domingo, aunque no hubo que lamentar heridos. Y ayer por la mañana, en Reus (Baix Camp) los bomberos tuvieron que intervenir en una casa en la que las llamas habían prendido en la campana de la cocina. Una persona resultó intoxicada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de diciembre de 2011