Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Parlament da el 'sí' a la caza de pájaros cantores, ilegal según los ecologistas

Veda abierta para capturar jilgueros, pinzones comunes, verderones y pardillos. El Parlament dio luz verde ayer al Decreto del Gobierno que permite capturar a los pájaros fringílicos, hasta ahora especie protegida. Estos pájaros son cotizados por su capacidad cantora, y su precio ronda los 2.000 euros. El decreto permite su captura en vida para la cría en cautividad, y se convalidó con los votos de CiU, PSC y PP. El resto de la oposición se indignó ante lo que los partidos consideraron una concesión del Gobierno al sector que comercializa estos pájaros. El decreto, ya en vigor, fija que en 2011 se podrán capturar 60.246 pájaros, y prohíbe la caza con sustancias pegajosas. El Parlament volverá a tratar esta prohibición para convertir el decreto en ley.

Esquerra se abrió a negociar el proyecto de ley cuando vuelva al Parlament, e Iniciativa coincidió con las entidades ecologistas, que el martes denunciaron que la caza de estas especies es ilegal porque contraviene las normas europeas. Los partidos enrolados en el grupo mixto, Ciutadans y Solidaritat, no dudaron en vaticinar un exterminio de estas aves. Según los datos del Instituto Catalán de Ornitología, excepto el pinzón, el resto de pájaros cantores está decreciendo entre el 2,4% y el 3,9% cada año.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de diciembre de 2011