Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Trias gasta el 20% más que Hereu en Navidad

La pista de hielo es uno de los reclamos del anuncio del Ayuntamiento

Una Navidad muy tradicional pero, sobre todo, muy business friendly para así tratar de darle aire a la economía. Este es el resumen de la campaña de Navidad que ayer presentó el Ayuntamiento de Barcelona y en la que se gastará casi medio millón de euros más con respecto al presupuesto de 2010, el 20% más. La cifra fue revelada ayer durante la presentación de la programación navideña por la segunda teniente de alcalde, Sònia Recasens (CiU). Este año, según la edil, se suprimirá la polémica tarjeta que el Consistorio enviaba a todos los hogares.

La campaña, que comienza el próximo miércoles con el encendido de luces y se extenderá hasta el 6 de enero, costará un total de 2.697.000 euros. La inversión se justifica, según palabras del concejal de Comercio, Raimond Blasi (CiU), para "incentivar las compras y el consumo que estos días son tan necesarios". A esto, Recasens agregó que se busca que "sea ilusionante pasar la Navidad en Barcelona".Dentro de la cifra total, el Ayuntamiento destinará 1,2 millones de euros a la campaña de comunicación para las fiestas, titulada Barcelona es Navidad, feliz Barcelona, que tendrá anuncios en prensa, televisión, banderolas e incluirá la felicitación a los vecinos. Este año, precisó Recasens, no se enviará ninguna tarjeta a la casa de los barceloneses, algo que desde CiU se había criticado reiteradamente y calificado de "despilfarro". El alcalde socialista Jordi Hereu gastó el año pasado 350.000 euros en dicha felicitación.

El anuncio publicitario, que también fue presentado ayer, muestra en primer lugar la polémica pista de hielo de 700.000 euros que se está instalando en la plaza de Catalunya y que paga la Fundació Barcelona Comerç. "Nos hemos asegurado de que cumpla con todos los requisitos de seguridad y medioambientales y es un estímulo para el consumo", explicó Recasens. La licencia de ocupación para el escenario de ocio se aprobó en un día.

Otra de las partidas de la campaña de Navidad del Consistorio va para apoyar a los comerciantes. Así, Barcelona Comerç recibirá una subvención de 500.000 euros que se reparte entre las diferentes calles para ayudar a las actividades promovidas por los 17 ejes comerciales. Según Salvador Albuixech, presidente de la fundación, la asociación de comerciantes gastará 1,5 millones de euros durante estas fiestas.

Finalmente, el Ayuntamiento destinará 997.000 euros en la tradicional iluminación navideña, 497.000 más que en 2010. Con este dinero, la ciudad engalanará 300 calles, unos 60 kilómetros, los mismos que el año pasado. Según Raimon Blasi, la nueva tecnología led de la iluminación permitirá ahorrar en la factura de la luz, que pasará "de 200.000 a unos 10.000".

Dentro de las actividades para estos días estarán, además de la cabalgata de los Reyes Magos, un espectáculo de luces y villancicos en las fuentes de Montjuïc y el tió gigante en la feria de Santa Llúcia. Jaume Ciurana (CiU), el quinto teniente de alcalde, también presentó Cantemos juntos la Navidad, una iniciativa que busca que los barceloneses se reúnan a cantar al lado del pesebre de la plaza de Sant Jaume el próximo 1 de diciembre y sean "protagonistas colectivos" de la fiesta.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 29 de noviembre de 2011