Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cama sin quirófano, quirófano sin cama

La odisea de María del Carmen Mesa, la mujer de 65 años que falleció por un aneurisma tras deambular por cuatro hospitales durante 65 horas, prosiguió tras la intervención quirúrgica. El 10 de septiembre, horas después de ser operada del derrame cerebral en el hospital Clínic de Barcelona, la víctima se mantuvo sedada y fue derivada de nuevo al hospital Vall d'Hebron "dada la falta de camas en el Hospital Clínic". Así lo señala el informe de epicrisis -el informe médico que resume el tratamiento dado a un paciente- del hospital Vall d'Hebron elaborado el pasado 1 de octubre al que ha tenido acceso EL PAÍS.

Pese a que el traslado se realizó sin incidencias, fuentes médicas del Vall d'Hebron que pidieron el anonimato admitieron que resulta "desaconsejable" movilizar pacientes de esta gravedad. "No es definitivo, pero en cualquier caso mejor no hacerlo", señalaron. El informe de epicrisis describe que tras el quinto y último traslado al que fue sometida la víctima, que falleció el 16 de septiembre, Mesa ingresó con la presión intercraneal "discretamente elevada", trastornos del ritmo cardíaco "frecuentes" y con "persistencias" de la hemorragia cerebral. La situación empeoró poco después, por lo que el centro recurrió a aplicar una sedación "de medio y largo plazo", detalla el documento.

La familia de la fallecida, que ha presentado una querella por entender que el Vall d'Hebron no garantizó la atención sanitaria de la paciente, ha denunciado que la víctima murió por un mal tratamiento debido a los recortes en sanidad pública de la Generalitat.

El Vall d'Hebron suspendió la operación en dos ocasiones y no pudo realizarla por falta de medios. El Clínic, que sí pudo operarla aunque más de dos días después, no pudo continuar el tratamiento de la víctima por la falta de plazas hospitalarias. El hospital Clínic no ha detallado más sobre lo ocurrido. Aunque el centro señaló ayer que los recortes no han ocasionado cierres de camas de urgencias, el informe de alta de este hospital sobre la fallecida no menciona nada sobre el asunto. "Se contacta con el doctor la posibilidad de trasladar a la paciente a Vall d'Hebron para continuar tratamiento dada su estabilidad clínica y analítica", señala este documento.

"Las explicaciones de las autoridades catalanas no son convincentes, deben clarificar lo que ha ocurrido y asumir responsabilidades", señaló sobre el caso el exsecretario general del Ministerio de Sanidad, José Martínez Olmos, informa María R. Sahuquillo. "Jurídicamente se verá en su momento, pero los recortes están afectando claramente a la calidad asistencial y además preocupan mucho a la ciudadanía", advirtió.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 16 de noviembre de 2011