Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PNV considera que la jornada "marcará un antes y un después" en el País Vasco

Unai Rementeria, portavoz del PNV en las Juntas Generales de Bizkaia, celebró la retirada ayer del cartel por la paz de la fachada de la Diputación, "algo que hemos estado esperando durante muchos años", dijo. Rementeria destacó la transcendencia de una acción que, a su juicio, "va mucho más allá de la mera eliminación de una pancarta". "Para nosotros marcará un antes y un después en este país. Pero todavía queda mucho por hacer y en ese camino no debemos olvidarnos de las víctimas", indicó.

Rementeria avanzó asimismo que su formación propondrá en el próximo pleno de las Juntas Generales al resto de partidos que se unan a una declaración institucional "de reafirmación en la apuesta por la paz". El objetivo del PNV, con 22 de los 51 junteros del órgano parlamentario, es que la iniciativa cuente con el apoyo "de todas las formaciones, incluida Bildu". "Intentaremos que la apoyen todos, es nuestro deseo", expresó.

La popular Esther Martínez opina que el reto es "conquistar la libertad"

Esther Martínez, portavoz del PP, afirmó que "el conjunto de la sociedad española ha ganado" con el anuncio de ETA el pasado jueves del cese definitivo de su actividad armada. Una vez lograda la paz, Martínez abogó por "conquistar la libertad". "El diputado hablaba de que él había conseguido un sueño con la retirada de la pancarta. Pues bien, mi sueño es que todos podamos convivir en libertad, que nuestros hijos puedan pensar libremente y que puedan también expresar libremente lo que piensan", aseveró. Cuestionada sobre la ausencia en el acto de Bildu, la portavoz popular dijo que no le había extrañado. "Creo que en esto de ser demócratas muchos tienen todavía que pasar la prueba del algodón", opinó.

Su homólogo en el PSE, Iñaki Egaña, justificó la presencia de su grupo juntero en el palacio foral "por el deseo de demostrar que estamos en tiempos nuevos". En su opinión, esta etapa que comienza deberá estar basada "en la serenidad, en la paciencia y en la altura de miras". Egaña agregó que el final de la violencia de ETA se había logrado "fruto de la resistencia de la sociedad, de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y de una clase política que ha sabido mantener la dignidad a pesar del terror", "Por eso podemos decir que hemos ganado", dijo, antes de resaltar la importancia de las víctimas.

Por otra parte, el Friendship, grupo de apoyo al proceso de paz en Euskadi, instó ayer a que "se tomen medidas para promover la reconciliación y compensar y asistir a todas las víctimas, así como para reconocer el daño causado y tratar de sanar las heridas personales y sociales".

En un comunicado, el organismo daba "una calurosa bienvenida" a la decisión de ETA y recordaba que la Conferencia Internacional de Paz de San Sebastián pidió a los Gobiernos español y francés que accedieran a mantener conversaciones "para hace frente a las consecuencias del conflicto". Igualmente, apuntaba que "este proceso debe garantizar el derecho de los vascos a decidir su futuro libremente".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 28 de octubre de 2011