Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:diseño

En el interior de las ideas

Para espías, empresarios o simples curiosos. Design Walk propone un paseo por 25 estudios de diseño repartidos por cinco barrios de Madrid, que abren sus puertas para dejar respirar su creatividad

Se podría llamar propuesta de puertas abiertas. Una más. Otro gremio profesional que decide exponer sus interioridades al gran público. Pero su promotor, el diseñador Sergio González Kuhn (Madrid, 1973), tuerce un poco el gesto al oírlo. Prefiere decir que Design Walk va más allá. Él es quien ideó esta iniciativa que consiste, efectivamente, en que 25 estudios dedicados a todas las variantes del diseño (moda, gráfico, animación...) abran sus puertas al público. Cinco estudios de cinco barrios (Chueca, Malasaña, Lavapiés, Palacio y Chamberí), durante cinco días (desde el lunes hasta el viernes 28). La iniciativa, defiende González Kuhn, permitirá al visitante elaborar una radiografía bastante aproximada del panorama del diseño en Madrid.

Y esto no es solo para estudiantes. Les han llamado empresas como Louis Vuitton e Idealista.com porque quieren conocer in situ los estudios que elijan para diseñar su publicidad. También participarán los diseñadores en esta ruta, que les permitirá conocerse mejor entre ellos. Espiar. Ver cómo trabaja la competencia, qué métodos usa, cuáles son sus procesos creativos.

Por eso González Kuhn (fundador del estudio Barfutura) insiste en que este proyecto va más allá: "Viví esta experiencia como profesional y fue alucinante", recuerda. "Así que la copie". En Rotterdam y Estocolmo ganó dos importantes premios: el Premio Europeo de Diseño 2009 y al mejor logotipo europeo, en 2008, por crear la identidad corporativa del festival vizcaíno Getxo Foto. El premio incluía la visita a los estudios de ambas capitales.

En Rotterdam el circuito era en bici. "En Madrid sería imposible", dice a modo de crítica. "Nos hemos tenido que adaptar y hacerlo andando". La selección de estudios se ha basado, dice, "en la calidad de los trabajos y en la búsqueda de la variedad".

Las entradas están volando, por eso van a exprimir las posibilidades que dan las redes sociales (Facebook, Twitter), donde se seguirá en directo. El dinero de las entradas, entre 20 y 85 euros, ha financiado la propuesta, porque este año no encontraron patrocinadores. "Espero que con este éxito el año que viene se animen", dice. Su previsión es que se sumen otras ciudades: Valencia en 2012, Barcelona en 2013 y en 2014, de vuelta a Madrid.

Entre los 25 estudios elegidos hay de todo. Clásicos como Pep Carrió, que ha dedicado la mitad de su vida al diseño gráfico, y ha hecho desde un libro de texto de Santillana hasta un escaparate de Camper. Y los hay muy jóvenes, como Tres Tipos Gráficos, que se dieron a conocer hace tres años por una animación que dio la vuelta al mundo, la de El Quijote. De ahí el salto vino cantado.

Peseta es uno de los estudios tocados por la varita mágica de Marc Jacobs (diseñador de su marca y de Louis Vuitton), que le pidió algunos diseños. Cumple algo tan difícil como gustar a todo el mundo. Sus originales diseños en telas enseguida se distinguen del resto.

Para ver cómo se gesta una película de animación está Zinkia. Son los padres del mundialmente famoso Pocoyó. Un producto 100% nacional que se vende en 150 países. Semejante proyecto, desde el diseño de la mochila, ha salido de un portal de la calle Libertad. Y también podrá verse el estudio Zapping, de cuyas espectaculares oficinas han salido campañas para Disney, Correos o Mercedes-Benz.

Bajo el nombre de Serial Cut TM se esconde un tipo, Sergio del Puerto, que acaba de ganar para su pequeño estudio una campaña de Toyota en EE UU. Entre sus clientes también tiene a Nike o The Guardian. Y bajo el de Sra. Rushmore, una gran agencia que diseñó el anuncio de Zombies calientes de Getafe para su club de fútbol. Los de Stone Designs empezaron desde abajo y, a pesar de su corta carrera, Muji es ya su cliente. Muchos nombres, pues, que abrirán sus puertas para espías o simples curiosos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 22 de octubre de 2011