Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El estadio se mete en la Castellana

"El estadio Santiago Bernabéu se convertirá en un estadio de élite y vanguardia de referencia mundial, y en un hito arquitectónico y de modernidad para la ciudad", se lee en el orden del día de la asamblea general del Real Madrid del 25 de septiembre pasado. El presidente, Florentino Pérez, aprovechó para presentar a los socios su proyecto para el nuevo Bernabéu. Quiere cambiar la apariencia externa para "modernizarlo" con una "nueva piel envolvente arquitectónica" y cubriéndolo de manera que todas las localidades estén bajo techo. Los socios pudieron incluso ver unas imágenes que recrean el aspecto que tendrá el estadio.

Sin embargo, los planes de Pérez para el campo del Real Madrid afectan también al resto de habitantes de la capital. Levantar el nuevo estadio, tal y como pretende hacerlo el presidente, supone modificar el Plan General de Ordenación Urbana de Madrid (PGOUM). El club quiere hacerse con el terreno situado entre el carril lateral del paseo de la Castellana y la fachada del estadio para construir allí un centro comercial. Ese solar, de 24 metros de ancho según la información proporcionada a los socios, pertenece al Ayuntamiento de Madrid, por lo que Pérez pretende cambiárselo a Alberto Ruiz-Gallardón por la Esquina del Bernabéu, el actual centro comercial, situado en la parte trasera, entre las calles de Padre Damián y Concha Espina. El club demolería el edificio y ese terreno se convertiría en zona verde.

La propuesta de modificación del PGOUM, que deberá aprobarse en Junta de Gobierno y después en el pleno municipal, supone que el suelo de titularidad del Real Madrid pase de 40.842 metros cuadrados a 44.442. La diferencia entre una cifra y otra está en las torres de evacuación y la franja que rodea el perímetro del estadio, que han pasado a ser propiedad del club tras la firma del convenio entre este y el Ayuntamiento el 29 de julio pasado. Los planes de Pérez incluyen la "construcción de dos nuevas plazas de carácter público, una en el lateral del paseo de la Castellana y la otra en la esquina de Concha Espina y Padre Damián", según el orden del día de la asamblea. La documentación entregada a los socios menciona también "la ejecución de un nuevo aparcamiento subterráneo privado en el paseo de la Castellana".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 13 de octubre de 2011