"Se han quedado nuestro dinero"

Una guardería de Cunit sigue sin material para los niños un mes y medio después de cobrar la cuota a los padres

El curso escolar empezó el 1 de septiembre, pero los niños de la guardería municipal Les Marietes, de Cunit (Baix Penedès), aún no tienen material educativo con el que realizar las actividades. Ante las quejas de los padres, las profesoras -el centro todavía no ha nombrado director, pese a lo que fija la ley- dicen que el Ayuntamiento no tiene presupuesto. Pese a todo, el Consistorio sigue cobrando a los padres la cuota de material escolar.

El Ayuntamiento retiró de las cuentas bancarias de los padres a principios de septiembre 30,70 euros, pero el dinero no se ha destinado de momento a comprar cartulinas, ni pinturas, ni lápices de colores. "Nos han cobrado una cuota de material sin que sepamos adónde ha ido el dinero. Incluso nos han pedido que los niños lleven de su casa una libreta", explican dos madres de la clase de P2 que prefieren no dar su nombre, "por miedo a las represalias o a que les cojan manía a nuestros hijos", dicen.

Más información
Barcelona deja sin guardería a 260 niños con plaza asignada

Las madres muestran las facturas indignadas: todos los padres pagan 168,60 euros al mes por llevar a sus hijos a la guardería y, además, cada tres meses deben abonar la cuota de material escolar, de 30,70 euros.

"Estamos arruinados"

Montserrat Carreras (CiU), alcaldesa de Cunit, afirma: "Es la primera noticia que tengo. No sé dónde está el dinero, ni la técnica de educación ni la coordinadora me han informado de ello. Estamos arruinados, pero el material escolar podemos pagarlo". Cunit, con 12.500 habitantes, debe 39 millones de euros: 23 millones a los bancos y 16 a proveedores. "Estamos en quiebra. Cuando entramos en el Ayuntamiento, el pasado 11 de junio, no teníamos dinero ni para un saco de cemento", sostiene Carreras. El mes pasado el Consistorio alertó de que los impagos podían afectar a los servicios de enseñanza y desveló que había recibido avisos de Gas Natural para que regularizase las facturas lo antes posible con el fin de evitar cortes energéticos.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Pero en Les Marietes, que se inauguró en 2008 y a la que asisten unos 60 niños, las madres observan más "irregularidades". Por eso desde la semana pasada las familias están enviando instancias al Ayuntamiento. "La guardería no ha fijado aún el calendario escolar del curso. No sabemos a qué festivos se acogerán", dice una madre. La alcaldesa culpa del retraso al anterior equipo de gobierno, formado por el PSC y el PP. "En teoría, se tendría que haber aprobado antes de que acabase el curso anterior. Se marcharon sin haberlo fijado. Estamos en ello", dice Carreras.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS