Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bruselas avala el doblaje en catalán y pide igualdad para el cine europeo

La Comisión Europea ha intervenido en la polémica sobre la ley del cine que aprobó el Parlamento de Cataluña en 2010. Dos eurodiputados del PP presentaron un recurso contra las medidas de promoción del cine en catalán previstas en la misma. Bruselas no corrige ninguno de los artículos que hacen referencia a la fijación de cuotas de doblaje en catalán. Sí, en cambio, cuestiona que las producciones europeas se asimilen a la de terceros países al tener que cumplir con una cuota de doblaje en catalán de la que están eximidas las producciones en castellano.

Según informa el diario Ara, el documento europeo considera que ello vulnera el marco de la competencia europea al favorecer a las producciones en castellano sobre las que no recae ninguna obligación en este sentido. Bruselas ha remitido una carta al Gobierno español en la que se informa de la apertura de un expediente encaminado a observar si el Gobierno catalán corrige los dos artículos que la Comisión Europea no considera aceptables.

En concreto, se trata de los artículos 17 y 18.

Un pacto previo

La decisión europea llega, sin embargo, después de que la Generalitat y la industria estadounidense del cine -las llamadas majors- llegaran el pasado septiembre a un acuerdo que pone fin -al menos a medio plazo- al conflicto surgido a raíz de la aprobación de la citada ley que fijaba sanciones para garantizar que la mitad de las películas extranjeras se proyectaran dobladas o subtituladas en catalán.

En 2012, el mercado de cine en versión catalana -que actualmente está en el 3%- se situará en el 11% y la previsión para 2014 es que uno de cada cuatro pases de película ya sea en catalán. De 74 copias se pasará a 625 el año próximo.

En lo que se refiere al cine comercial estadounidense, la cuota catalana pasará de menos del 1% al 7% el año próximo y de los 4.300 pases de filmes doblados en catalán se pasará a 55.000.

El acuerdo prevé que el Gobierno de la Generalitat destine 1,4 millones de euros a ayudas a distribuidores para el doblaje y las copias, así como para la promoción, más del doble de los 600.000 euros de 2010.

A cambio, estos productos no se quedarán en las salas de cine, sino que se amortizarán con la explotación en DVD e Internet.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 9 de octubre de 2011