Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La 'tijera' pasa por la beca de comedor

La Generalitat reduce en 3,7 millones sus aportaciones al programa - La medida obliga a algunos consejos comarcales a asumir parte del pago

El tijeretazo llega al comedor de la escuela. Para este curso, la Generalitat ha rebajado en 3,7 millones de euros su contribución a la ayuda, al no girar las partidas extras a las que ya había acostumbrado a los consejos comarcales, que gestionan el programa. El Gobierno catalán se insiste en que la partida ordinaria se mantiene -21 millones de euros- y en que no se perderá la cobertura.

Las becas de comedor son gestionadas por los 41 consejos comarcales -que también hacen aportaciones- y en el caso de Barcelona por el Consorcio de Educación. En los últimos años, después del presupuesto ordinario, el Departamento de Educación entregaba partidas extraordinarias para completar la cobertura, que dependían del número de solicitudes aprobadas. Como en algunos Consistorios aún se están recibiendo solicitudes para acceder a la ayuda, no hay una cifra sobre cuántos niños de entre 3 y 16 años podrán aprovecharla. El curso pasado se entregaron 2.770.000 euros en partidas extras. Un millón fue para Barcelona.

En Barcelona los recursos han pasado de ocho a seis millones

El problema es que sin la ayuda extraordinaria la capital catalana y la comarca del Baix Llobregat, por ejemplo, no pueden continuar con la cobertura. En Barcelona, los recursos se han reducido un millón de euros más, pasando de ocho a seis. Según una portavoz del consorcio, dicho recorte se inscribe en el plan de austeridad del Gobierno catalán.

El alcalde de Barcelona, Xavier Trias (CiU), ya se comprometió a poner el dinero necesario para "no dejar a nadie sin la ayuda". Sin embargo, no tienen esa suerte en todos los lugares. En las comarcas serán los consejos los que aportarán el dinero, si pueden. Allí adonde no alcancen, el balón de aire llegará por "un acuerdo aún por firmar con la Fundación La Caixa", dicen fuentes de Enseñanza.

Según el presidente del Consejo Comarcal del Baix Llobregat, Joaquim Balsera (PSC), este año más personas solicitaron la ayuda, circunstancia que se repite por toda Cataluña. En el caso del Baix Llobregat, la retirada de la partida extraordinaria los deja sin 510.000 euros. Esto implica interrumpir 30 días de servicio a unos 6.800 niños. El consejo comarcal ya aporta más de 400.000 euros. El 17% de los beneficiarios son de origen extranjero.

Una situación similar se vive en el Vallès Occidental. Llegarán los tres millones de euros de partida ordinaria, pero no se tienen noticias de los 243.000 euros extra. El año pasado, en el Maresme, la partida extra fue de 62.000 euros y, según una portavoz, aún "no se ha tomado la decisión política" de si la podrá asumir el consejo comarcal en caso de que no llegue. En julio, la Cruz Roja alertó de que las becas de comedor son "la única manera" de que en Cataluña muchos niños tengan una alimentación equilibrada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 3 de octubre de 2011