Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La mujer detenida en Jaén confiesa que mató a sus dos hijos

Ruth, la mujer acusada de haber matado a sus dos hijos, de 3 y 11 años, en Jaén, se derrumbó ayer en su testimonio ante la policía y acabó confesándose culpable del doble crimen. La parricida realizó una declaración "espontánea y voluntaria", según fuentes policiales, aunque no aclaró ni por qué ni cómo quitó la vida a sus pequeños. El cadáver del niño de tres años se encontró en el interior de una bañera vacía, mientras que el de su hermano yacía en una cama del domicilio familiar.

Fuentes de la investigación sostienen como posible hipótesis que la mujer hiciera tragar a los niños alguno de los medicamentos que ella misma utilizaba contra la depresión. Según estas fuentes, sufría constantes cuadros de este trastorno y había recibido tratamiento en la unidad de salud mental.

El Juzgado de Instrucción número 1 de Jaén se ha hecho cargo de la investigación de este crimen. Los dos cuerpos sin vida de los dos pequeños podrían ser enterrados hoy sábado, una vez se les haya practicado la autopsia.

Fue el marido de la detenida el que, anteayer, alertó a los servicios de emergencia para que se desplazaran con urgencia hasta su domicilio. Lo hizo tras recibir la llamada de su hijo mayor, que le avisó de que la madre se encontraba muy alterada y los estaba amenazando. Una vez en la casa, los sanitarios no lograron reanimar a los niños. La madre no opuso resistencia al ser detenida.

El doble crimen ha estremecido a los jiennenses. Las banderas del Ayuntamiento permanecieron ayer a media asta. La consternación era enorme en el colegio de los dos pequeños fallecidos, Álvaro y Alejandro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 1 de octubre de 2011