Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El alcalde de Móstoles acusa a profesores y al 15-M de acoso

Un pleno municipal no televisado es uno de esos eventos que se prestan a múltiples interpretaciones, algunas incongruentes entre sí. En el de Móstoles se debatió el jueves sobre los recortes educativos de Esperanza Aguirre, y donde el PSOE vio una protesta legítima (con matices) de los profesores en huelga y de miembros del 15-M en el patio de butacas, el alcalde del PP, Esteban Parro, y los concejales se sintieron "acosados e insultados".

El vicealcalde y portavoz del Gobierno, y secretario general del PP de Móstoles, Daniel Ortiz, explicó que, de manera maleducada y sin respeto al desarrollo normal de la sesión plenaria, un grupo de huelguistas interrumpió el pleno en varias ocasiones y, después, lanzó insultos como "sinvergüenzas", "fascistas", "ladrones" y "corruptos".

Ortiz señala a los socialistas como los responsables de alentar este supuesto acoso: "La presencia de estas personas ha sido motivada por una moción partidista presentada conjuntamente por el PSOE e IU sobre la huelga de educación, una excusa que ha intentado usar este colectivo para evitar el normal desarrollo del pleno".

El momento más tenso, según relata el PP, se produjo a la conclusión del pleno: "De manera agresiva, una docena de personas ha rodeado al alcalde y a los concejales, increpándoles e insultándoles". "Desde el respeto a sus reivindicaciones, con estos comportamientos se catalogan ellos mismos, perdiendo cualquier credibilidad que pudieran tener", añade el portavoz del PP.

Una televisión local que suele seguir los plenos, Sur Madrid Televisión, parece ser que grabó lo ocurrido, de acuerdo con lo asegurado por varios de los presentes, pero ayer por la noche, 24 horas después de lo ocurrido, no había subido las imágenes a su página web.

A falta de un testimonio gráfico que muestre si se produjo tal acoso, el portavoz socialista, David Lucas, criticó que el PP teatralice tanto por este asunto para colgarse el cartel de víctima en el tema de los recortes impulsados por Aguirre. "Fue un debate intenso. Se pidió a algunas personas que abandonaran el pleno si continuaban gritando, pero nada extraordinario. Esa gente había ido a protestar y se hizo oír. Hay que intentar que este tipo de cosas no ocurra, pero tampoco hay que sacarlo de contexto como ha hecho el alcalde". La cosa no pasó a mayores, según otros de los presentes, que creen que sí hubo tensión aunque calificarlo de acoso es una exageración. Las imágenes de Sur Madrid Televisión desvelarán si Parro pudo temer por su integridad en el pleno.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 24 de septiembre de 2011