Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mas aplaza la negociación de las cuentas hasta después del 20-N

No habrá negociación para confeccionar los Presupuestos de 2012 hasta después de las elecciones generales previstas para el 20 de noviembre. El Gobierno catalán anunció ayer que dilatará todo lo posible la discusión de las cuentas para que no esté contaminada por el clima de confrontación electoral. Francesc Homs, portavoz del Ejecutivo, afirmó que el Gobierno solo trabaja con una fecha para tener las cuentas aprobadas: el 31 de diciembre. "Es una fecha que nos obliga y es la legal", afirmó.

Con esa decisión, el Ejecutivo pretende evitar dar la sensación de proximidad con el Partido Popular (PP), su socio preferente, con el que ya pactó las cuentas de 2011. Homs no ocultó que el Gobierno había sopesado los "riesgos" de empezar ya esa negociación, pero quiere protegerla del "pimpampum" preelectoral.

Sin embargo, Enric Millo, portavoz del PP en el Parlament, avisó que el Gobierno de Artur Mas tiene la obligación, de acuerdo con la ley, de presentar el proyecto presupuestario antes del 10 de octubre. Homs reiteró al PP que si se le ocurre imponer el fin de la inmersión lingüística como condición para pactar, "no se sentarán" ni en la mesa de negociación. El Partit dels Socialistes (PSC) se mostró dispuesto a conversar siempre que dé marcha atrás a su política de recortes sociales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de septiembre de 2011