Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA FIESTA NACIONAL

La defensa del catalán centra la Diada

Mas asegura que ha empezado la "transición nacional" de Cataluña - El presidente se niega a hacer declaraciones en castellano al acabar el acto institucional, que congrega a 5.000 personas

La polémica desatada sobre la inmersión lingüística a partir de una resolución judicial marcó ayer la celebración de los actos de la Diada. El presidente de la Generalitat, Artur Mas, advirtió al acabar el acto institucional en el parque de la Ciutadella de Barcelona, junto al Parlament, que ayer, excepcionalmente, no realizaría declaraciones en castellano, como suele ocurrir en sus intervenciones ante los medios de comunicación.

Todo un gesto simbólico para enfatizar las declaraciones que acababa de hacer. "La transición nacional catalana se está haciendo. En las mentes de la gente de Cataluña cala un sentimiento de mayor soberanía y libertad", aseguró Mas al acabar el acto institucional organizado por el Gobierno catalán y el Parlamento y al que asistieron más de 5.000 personas. Mas retomaba el anuncio que hizo hace meses, en su investidura, cuando dijo que Cataluña iniciaba una "transición nacional" hacia un nuevo escenario político que superaría el marco constitucional.

CiU copia el modelo que criticó en 2010 y blinda la entrega floral

Para Mas, la "transición nacional" es una brecha que se ha abierto entre Cataluña y el resto de España acelerada por los "ataques" a la lengua y el autogobierno. De esa manera se refería al reciente auto de una sección de la Sala Contencioso-Administrativa del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) que concede dos meses a la Generalitat para que adopte las medidas necesarias para que el castellano sea lengua vehicular en los ciclos de la enseñanza.

Esa decisión judicial se produjo 10 días después de que el pleno de la Sala Contencioso-Administrativo del mismo TSJC, integrado por 24 magistrados, avalara la inmersión lingüística en una sentencia que contiene un voto particular de siete jueces. En el Fossar de les Moreres, la cita obligada del independentismo radical en la Diada, diversos oradores reprobaron también el auto judicial que apremia a la Generalitat. Por la tarde, unas 10.000 personas recorrieron el centro de Barcelona en la manifestación convocada por los colectivos independentistas radicales. Unos encapuchados quemaron una bandera española, otra francesa y un retrato del Rey.

La defensa del catalán estuvo también presente en la intervención del escritor Màrius Serra en el acto institucional, cuando aseguró: "Necesitamos más inmersión lingüística para tener un futuro capicúa, con el corazón y la cabeza". Todos los líderes políticos presentes en el estrado le aplaudieron, excepto la presidenta del PP en Cataluña, Alicia Sánchez-Camacho. Ciutadans fue el único grupo parlamentario que estuvo ausente.

Los actos de la Diada en Barcelona se habían iniciado con la ofrenda floral ante la estatua a Rafael Casanova. Como ocurrió el año pasado, un cordón de seguridad ahuyentó a los manifestantes de increpar e insultar a las delegaciones de partidos políticos y entidades. El año pasado, con CiU en la oposición, los nacionalistas criticaron ese alejamiento, pero lo cierto es que este año, el Gobierno catalán ha calcado la medida disuasoria. Tanto ante la estatua de Rafael Casanova, como en el parque de la Ciutadella, igual que han calcado el formato del acto institucional, evitando también la tradicional recepción en el Parlament. Lo que no pudo evitar ayer Artur Mas es que le increparan un centenar de indignados y parados cuando acudió a realizar la ofrenda floral ante la tumba de Rafael Casanova, en la iglesia de Sant Baldiri Sant Boi (Baix Llobregat).

Páginas 2 y 3

Frases del día

- Oriol Pujol (CiU). "Ni un ejército de

Garcías Albiols

nos hará dar ningún paso atrás en materia de inmersión lingüística y autogobierno".

- Joaquim Nadal (PSC). "Las naciones las hacen las personas y a ellas nos debemos todos. Para ser más nación necesitamos trabajar solidariamente para todos, especialmente para los que lo pasan mal".

- Alicia Sánchez-Camacho (PP). "La prioridad es salir de la crisis y solucionar el problema de los catalanes con una Diada de presente y de futuro. Las verdaderas amenazas de Cataluña y del resto de España son el paro y la crisis".

- Joan Herrera (ICV-EUiA). "No habrá cohesión nacional sin cohesión social. No se pueden reivindicar derechos nacionales cuando se están recortando. El catalanismo o es de base o no será".

- Joan Puigcercós (ERC). "Pedimos a CiU y al Gobierno que tenga claro quién es el PP. No se puede pactar con el PP por la noche y decir de día que va contra Cataluña".

- Albert Rivera (Ciutadans). "Seguiré siendo rebelde desde el Parlament, las instituciones y en la calle para que se cumpla la ley y se aplique el bilingüismo en la escuela".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 12 de septiembre de 2011

Más información