La cúpula del Centro de Investigación Príncipe Felipe dimite por los recortes

"Han recortado hasta un punto de no viabilidad", dice el comité de empresa

La dirección y el comité científico del Centro de Investigación Príncipe Felipe presentaron ayer su dimisión debido a los severos recortes sufridos por la institución, el buque insignia de la Generalitat valenciana en materia de ciencia. El Consell ha reducido en tres

años un 75% su aportación directa al centro. La dimisión, producida un día después de que los trabajadores denunciasen la violación por parte del Príncipe Felipe de los derechos de los investigadores en formación, adoptó una forma un tanto esperpéntica.

La dirección del Centro de Investigación Príncipe Felipe (CIPF) emitió un comunicado en el que atribuía las dimisiones a la supresión de un programa financiado por el Ministerio de Ciencia e Innovación. Los cinco exmiembros del comité científico tildaron, sin embargo, de "inexacta" dicha versión a través de un correo interno enviado a los empleados. En el mensaje puntualizaban que su dimisión respondía a "la extraordinaria reducción en el presupuesto del CIPF, que no puede ser atribuida únicamente al Ministerio de Ciencia e Innovación, sino que se debe también a la pérdida de la subvención del Ministerio de Sanidad al Programa de Medicina Regenerativa [que es la línea a la que se refería la dirección del centro, que pasó de depender de Sanidad a hacerlo de Ciencia e Innovación] y al recorte de la aportación al CIPF por parte de la Consejería de Sanidad".

Más información
Quiebra en la joya de la corona
El centro Príncipe Felipe despide a los científicos en formación

El comité de empresa aseguró que el CIPF se halla en una situación de práctica "inviabilidad" debido a que la Generalitat ha reducido su presupuesto de funcionamiento de nueve millones en 2009 a poco más de dos para el año que viene.Rafael Pulido, portavoz del comité de empresa, explicó la cadena de recortes que en su opinión han llevado al centro de investigación Príncipe Felipe al "caos y a un punto de no viabilidad".

El CIPF contaba hasta el año 2009 con un presupuesto de funcionamiento de nueve millones de euros que le asignaba el Gobierno valenciano. Con ello, explica Pulido, se pagaba básicamente el coste de mantener abierto el edificio y los salarios del núcleo de investigadores. A mediados del año 2010, el Consell informó a la dirección que su presupuesto para ese año quedaba reducido en un tercio, y no solo eso. "Nos dijeron que, además, nos quitaban otros tres millones de euros del ejercicio 2009. Un dinero que ya nos habíamos gastado, con lo que entramos en una situación de déficit".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Los fondos de funcionamiento proporcionados por la Generalitat volvieron a verse reducidos este año, hasta quedar en algo más de cuatro millones de euros. Y, adicionalmente, el Consell trasladó al CIPF que para el año 2012 los fondos de funcionamiento serían de algo más de dos millones de euros.

Es decir, resume Pulido, entre 2010 y 2012 el presupuesto básico del CIPF quedaba rebajado en un 75%. El portavoz señaló que el recibo de la luz ronda el medio millón de euros al año. Y que las tareas de limpieza y mantenimiento cuestan aproximadamente otro medio millón. "La dimisión", añade, "se explica porque se han dado cuenta de que esto no hay manera de llevarlo adelante".

El Ministerio de Ciencia e Innovación aportaba al programa de Medicina Regenerativa 1,7 millones de euros. La dirección del CIPF y el Consell acusaron al Gobierno de discriminar a los valencianos ya que, afirmaron, el argumento para suprimir el programa fue que la Generalitat superaba el límite de déficit, mientras que en el caso de Andalucía, que también lo excedía, lo ha mantenido.

Un portavoz del ministerio respondió apelando a que el Gobierno valenciano "asuma sus responsabilidades respecto a su presupuesto de I+D, un área que el Gobierno central ha sido capaz de preservar de los planes de ajuste aprobados".

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Ignacio Zafra

Es redactor de la sección de Sociedad del diario EL PAÍS y está especializado en temas de política educativa. Ha desarrollado su carrera en EL PAÍS. Es licenciado en Derecho por la Universidad de Valencia y Máster de periodismo por la Universidad Autónoma de Madrid y EL PAÍS.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS