Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Papa espera "abundantes frutos" de su visita a Madrid

Decenas de miles de jóvenes empiezan mañana la JMJ

Está "alegre" por el viaje que hará el jueves a España, del que espera "se cosechen abundantes frutos para la vida cristiana". Así se refirió ayer Benedicto XVI a la visita que hará a Madrid del 18 al 21 de agosto para estar presente en los últimos días de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ). Esta empieza oficialmente mañana, aunque ya en la capital se pueden ver a numerosos grupos de peregrinos. Los organizadores calculan que más de un millón asistirán a los actos.

Ajeno -al menos aparentemente- a las críticas que su visita ha causado en algunos sectores en España, Benedicto XVI aprovechó ayer el tradicional sermón de después del ángelus -esta vez en su residencia de verano de Castelgandolfo- para invitar a los peregrinos a orar y a acompañarlo "espiritualmente en el viaje apostólico". Sin aludir a los conflictos que la Iglesia mantiene con el actual Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, como las leyes del matrimonio homosexual y de interrupción del embarazo o el proyecto de ley de muerte digna, Benedicto XVI hizo un llamamiento genérico a que se rece por el viaje.

El primado de España, Braulio Rodríguez, pide un "laicismo positivo"

El director de las jornadas llama intolerantes a quienes protestan

"La juventud ya se está reuniendo en Madrid. Me alegra que tal cantidad de jóvenes de tan diversos países del mundo se encuentren", aseguró el papa en alemán. A las afirmaciones de Benedicto XVI los asistentes contestaron con gritos de: "¡Nos vemos en Madrid!".

Entre los cristianos españoles ya se nota la efervescencia ante las jornadas. Ayer, en Barcelona, el arzobispo Lluís Martínez Sistach emplazó a los jóvenes a que pierdan el miedo a manifestarse como cristianos. "Hoy que tenemos especialmente en el occidente europeo una cultura laicista que pretende que la fe y la religión no se vean en la convivencia social y se reduzca a la privacidad, hace falta que manifestemos públicamente nuestra fe y nuestra condición de cristianos", exhortó.

Pero no todo es esta buena disposición. La polémica por la manifestación del 17 de agosto convocada por grupos laicos y católicos descontentos con la visita y su coste no ha terminado. El director ejecutivo de la Jornada Mundial de la Juventud, Yago de la Cierva, aseguró ayer que no está "en absoluto preocupado" por la protesta, pero considera que sus convocantes son gente "intolerante" que no tendría "visibilidad" si no fuera por la visita. "Por supuesto, haz una manifestación, pero en un sitio en el que no entres al choque; manifiéstate pero no dentro de la fiesta de otro. Hazla antes, hazla después, hazla fuera", planteó en una entrevista concedida a Efe.

Para el responsable de la organización, el que la manifestación en contra de la visita se celebre justo el día antes de que el Papa llegue a Madrid es "porque ellos no tienen visibilidad propia" y les "molesta" que se celebre una ceremonia religiosa. "Y eso es intolerancia, pero no ya intolerancia religiosa, es intolerancia humana", afirma.

En la misma línea, aunque más comedido, el primado de España, Braulio Rodríguez, ha abogado por "un laicismo positivo" que respete todas las opiniones.

Sobre el coste de la visita, De la Cierva ha cuestionado que Izquierda Unida haya lanzado una campaña en contra de la visita del Papa pagada con dinero público, porque a los partidos se les paga "con los impuestos de todos".

Por otro lado, ante las acusaciones de que se mezcla la visita pastoral con una visita de Estado, De la Cierva asegura que es el protocolo diplomático y político de España el que "obliga" al Papa a mantener ciertos encuentros. "Nosotros no lo mezclamos; está dentro del protocolo internacional y es absolutamente normal; es razonable que cuando viene el Papa -que es entre otras cosas jefe de Estado- tenga un encuentro con el jefe de Estado, y por eso va a La Zarzuela", explica.

Momentos clave

- Jueves 18 a las 19.30. Bienvenida al Papa en la plaza de Cibeles de Madrid.

- Viernes 19 a las 19.30. Viacrucis. De la plaza de Colón a la de Cibeles.

- Sábado 20 a las 20.30. Vigilia en Cuatro Vientos.

- Domingo 21 a las 9.30. Misa de clausura en Cuatro Vientos.

- Domingo 21 a las 12. Encuentro del Papa con los voluntarios en Ifema.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 15 de agosto de 2011

Más información