Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los sindicatos temen recortes

En lo laboral, los sindicatos temen que la creación de la Agencia Catalana del Patrimonio Cultural suponga una merma de puestos de trabajo: dan por sentado que se prescindirá de los interinos y que la administración intentará laboralizar a tantos funcionarios como acepten.

Estos funcionarios -que suelen ganar en remuneración u horario- quedan en situación de "excedencia voluntaria por incompatibilidades en su cuerpo de origen y se le reconoce la antigüedad", según consta en las disposiciones adicionales del texto de creación de la agencia, que añade: "El puesto de trabajo se declara a extinguir". Esto es, la plaza que se laboraliza desaparece y si el funcionario quisiera regresar, lo haría en cualquier otro puesto de su cuerpo, porque su plaza habría desaparecido.

La Administración asegura que esta es una fórmula para adelgazar las cargas laborales de los departamentos, pero desconocen cuántas plazas se pueden laboralizar, porque no existe una cifra como objetivo.

El abogado Carlos Aguilar, de CC OO, subraya que existe inquietud y que "lo ideal sería que pasaran todos en bloque". El sindicato teme por el futuro de los interinos, personal que ocupa la plaza de algún funcionario o una vacante. "Lo previsible es que ofrezcan una plaza laboral o, en la línea de recortes, prescindan de ellos". Xavier Casas, de UGT, es más claro: "Se quedarán fuera centenares de interinos".

"Nos hablan de dimensionar, optimizar o estudiar... palabras que dan mucho miedo", aseguraban representantes sindicales tras una reunión en el Departamento de Cultura. "Veremos en septiembre", suspiraron.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 3 de agosto de 2011