La crisis del euro | Los resultados de los bancos

Dos de cada tres bancos entrarían en pérdidas si se agrava la crisis

El Santander es el líder por beneficio de Europa tanto en el escenario base como en el adverso - Las mayores pérdidas son para bancos ingleses e irlandeses

La inmensa mayoría de las entidades europeas ha logrado aprobar el examen de la solvencia. Los bancos están preparados para resistir una situación económica adversa con suficiente capital. Sin embargo, el suspenso es mayoritario en el examen de la rentabilidad. Solo una tercera parte de las entidades podría superar sin entrar en pérdidas un agravamiento de la crisis como el que dibujan las pruebas de resistencia realizadas por la Autoridad Bancaria Europea (EBA), en colaboración con los supervisores nacionales, el Banco Central Europeo, la Comisión Europea y el Consejo Europeo de Riesgo Sistémico.

Las pruebas ponen de manifiesto la calamitosa situación de parte de la banca inglesa e irlandesa. Tras haber asumido multimillonarias pérdidas en los pasados ejercicios y haber tenido que ser nacionalizadas mediante la inyección de ingentes cantidades de capital público, cuatro entidades de las Islas Británicas sumarían 40.000 millones más de pérdidas en solo dos años ante un escenario económico adverso.

Los 90 bancos tendrían en total números rojos de 52.100 millones
Más información

El campeón de las pérdidas es el rescatado Royal Bank of Scotland (RBS), que ante un agravamiento de la crisis sufriría pérdidas de 14.927 millones en dos años. Las inyecciones de capital público, con todo, le permiten mantenerse por encima del 5% de solvencia incluso en ese supuesto. El segundo con más pérdidas (9.282 millones) sería el Allied Irish Banks, una de las entidades cuyo agujero ha llevado a Irlanda a tener que pedir el resscate a la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional. El Allied aprueba el examen con un 10% gracias a la inyección de 13.412 millones, pues sin ellos consumiría todo su capital y quebraría. Allied es, además, el banco al que las pruebas atribuyen más pérdidas en el escenario base, que es el previsible. Lloyds, también rescatado por el Gobierno británico, sería el tercero en pérdidas y Bank of Ireland, otra de las entidades problemáticas irlandesas, el cuarto. La quinta entidad con más pérdidas ante una situación extremadamente negativa sería Banco Financiero y de Ahorros (BFA), matriz de Bankia, que ha retenido en su balance los activos más problemáticos del sector promotor y constructor (suelo adjudicado y créditos morosos y de mala calidad con el suelo como garantía) para facilitar la salida a Bolsa de su filial sin ese lastre.

Mientras las campeonas de las pérdidas son entidades anglosajonas, las dos primeras por beneficio son españolas: el Banco Santander y el BBVA. El Santander, que también lideró la clasificación en las pruebas del año pasado, es además líder por beneficios en el escenario económico previsible, mientras que en este supuesto el BBVA es el cuarto. Los resultados de los dos bancos españoles resistirían mejor las dificultades que los de rivales como el HSBC, Barclays, BNP o ING, cuya rentabilidad se deteriora mucho más en caso de agravamiento de la crisis.

Santander y BBVA, sin embargo, son la excepción española. Solo ello dos y Banca March resistirían sin pérdidas una situación adversa. Y solo dos cajas, La Caixa y BBK, se salvan de los números rojos siquiera en el escenario base, el más previsible, en el que también se esperan pérdidas para el Popular y el Pastor.

En el conjunto de Europa, el escenario adverso implica pérdidas para un tercio de las entidades, pero el resultado agregado conjunto es un beneficio de 151.824 millones para los 90 examinados. En el escenario adverso, en cambio, la suma de los resultados de los 90 bancos da unas pérdidas de 52.097 millones.

El ejercicio, en todo caso, supone que el balance se mantiene sin cambios desde 2010, que el modelo de negocio es constante por geografías y productos, y no considera adquisiciones o desinversiones, por lo que no es en ese sentido la estimación que las entidades puedan tener sobre sus resultados en los próximos dos años.

Francisco González y Emilio Botín, en un acto en febrero pasado.
Francisco González y Emilio Botín, en un acto en febrero pasado.JAVIER LIZÓN (EFE)

Sobre la firma

Miguel Jiménez

Subdirector de EL PAÍS al frente de la información de economía y empresas. Ha desarrollado su carrera en Cinco Días, diario del que fue director, y en EL PAÍS, donde ha sido redactor jefe de Economía y Negocios, subdirector de Información y director adjunto. Es licenciado en Derecho, Ciencias Económicas y Ciencias Políticas y máster en Periodismo.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción