Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cinco autonomías recortan 2.800 profesores pese a subir los alumnos

Canarias, Madrid, Comunidad Valenciana, Extremadura, Galicia y Ceuta tienen menos docentes en la escuela pública para atender a 46.000 estudiantes más

Los colegios e institutos públicos de cinco comunidades y una ciudad autónoma han tenido este curso menos profesores para atender a más alumnos. Son Canarias, Comunidad Valenciana, Extremadura, Galicia, Madrid y Ceuta (que depende directamente del Ministerio de Educación). Entre todas han tenido 2.861 docentes menos que el año anterior para atender a 46.000 estudiantes más en infantil, primaria, secundaria y FP, según el avance de datos del Ministerio de Educación sobre el curso 2010-2011. Esto representa una bajada del 2% frente a una subida del 3%.

Se destaca entre todas ellas Canarias, cuya plantilla se ha visto reducida un 4% (968 menos) mientras su alumnado crecía un 2% (5.600). Además, si se suma el recorte que ya habían hecho el curso anterior, el resultado es que los centros públicos tienen 1.200 profesores menos y 8.400 alumnos más que hace dos años.

El presupuesto educativo global se ha reducido en 2.200 millones

En cifras globales de toda España, la plantilla ha crecido este curso en más de 5.000 profesionales hasta alcanzar los 496.407, principalmente por los aumentos en el País Vasco (1.033 más), Andalucía (1.700) y, sobre todo, Cataluña (2.167). Sin embargo, como en general ha aumentado menos que el alumnado (128.000 más, hasta 5,2 millones), el número medio de estudiantes por profesor ha vuelto a subir por segundo año consecutivo después de 18 bajadas: ha pasado de 10,4 a 10,6 en las aulas públicas, volviendo a las cifras del curso 2006-2007.

La estadística del ministerio, -con datos provisionales, insiste la Consejería de Educación de Galicia-, se hace, con datos que aportan las propias comunidades, contando los profesores que están dando clase en cada centro, da igual que sean funcionarios o interinos. Como en la enseñanza pública los profesores funcionarios son los que son, y no varían salvo jubilaciones o bajas, las comunidades ajustan en general sus plantillas con los interinos, es decir, no les llaman para trabajar porque se dejan de cubrir ciertos puestos o porque se cubren haciendo que los docentes fijos trabajen más horas.

Así, las cifras del ministerio vienen a confirmar los temores de que las plantillas de profesores se verían reducidas por la crisis económica. Pero dibujan una situación, en las cinco comunidades en las que hay menos docentes, a mitad de camino entre la que auguraban directores y sindicatos y la que admitían las consejerías.

Por ejemplo, en Madrid, calculaban una bajada de docentes en 2.500, y la estadística oficial los deja en 718. En la Comunidad Valenciana, el cálculo era de un recorte de 1.200 plazas de profesores de FP y de apoyo en los institutos; la cifra del ministerio es de 628 menos. La consejería valenciana asegura que esos datos no se corresponden con los que ellos manejan, aunque el ministerio explica que ha confeccionado su estadística con los datos que le ha dado Valencia.

En cualquier caso, como ya se ha ido viendo a lo largo del último año, es evidente que la crisis ha tocado a la educación. Se ha notado en los presupuestos, con una bajada de unos 2.200 millones de euros. Esto se ha traducido, sobre todo, en el recorte de sueldos a los docentes, pero también en distintas restricciones en el transporte escolar, la formación del profesorado, las infraestructuras, las actividades extraescolares e incluso el dinero para pagar la luz y el agua. Y, finalmente, también en la plantilla que atiende las aulas públicas, al menos en esas cinco comunidades y en Ceuta.

Se puede discutir cuántos profesores hacen falta para que no merme la calidad (Madrid asegura que su recorte no lo hará), si las bajadas de plantilla están repartidas entre las etapas de forma que han bajado solo allí donde ahora hay menos alumnos (es lo que asegura Galicia sobre la secundaria y el bachillerato), pero lo que parece claro es que en el curso que ahora acaba de terminar han tocado de media a más alumnos por profesor en buena parte de España: así ha sido en todas las comunidades menos en Cantabria, Castilla y León, Murcia, País Vasco, Cataluña y Navarra. Hay que decir que Cataluña había visto mermar sus docentes en 1.300 un año antes. Murcia también ha recuperado este curso la caída del año anterior. Por su parte, el Ministerio de Educación asegura que recuperará en Ceuta el descenso de 12 docentes de este curso con 14 nuevos el próximo, que arranca en septiembre.

Pero la situación general, con crecimientos de alumnos que no van acompañados por más profesorado, no les gusta a los sindicatos, "La más que probable continuidad de esta situación, en un momento de retorno de alumnado al sistema educativo es un serio obstáculo para la calidad de nuestro sistema: para la consecución de los objetivos en la lucha contra el fracaso y abandono escolar, para la implantación de muchas de las medidas propuestas en la ley, como la atención a la diversidad, refuerzos...", escribe Juan B. Martínez, del Gabinete de Estudios de CC OO. Antonio Redero, secretario de Enseñanza Pública de FETE-UGT, dice: "Los estudios internacionales señalan que los recursos no garantizan un buen sistema educativo, pero la falta de recursos sí te garantiza uno malo", y advierte de que el "ajuste fuerte de plantillas se producirá el curso que viene".

"El descenso en el número de estudiantes en la educación secundaria y bachillerato llevó consigo una reestructuración del profesorado interino de estos ciclos, que en este momento supone un 1,4% menos que en el curso pasado", escribe una portavoz de la consejería gallega, que añade que el descenso en ESO y bachillerato fue de unos 2.600 alumnos. Un descenso, por otro lado, compensado con creces por el aumento en infantil, primaria y FP de 3.800 estudiantes. En cualquier caso, Galicia sigue teniendo menos profesores por alumno en su enseñanza pública que la media de España: 8,9 frente a 10,6.

En general, según las estadísticas del ministerio, la ESO ha perdido alumnos en la mayoría de comunidades (en 10) y se han ganado en el resto de etapas. Extremadura, sin embargo, los ha perdido también en primaria. Una portavoz de Educación de Extremadura insiste también en que su relación de estudiantes por profesor también sigue estando por debajo de la media: 9,9.

La que está claramente por encima es Canarias, con 12,2, la cifra más alta de España en la escuela pública, seguida por Madrid (11,8, la misma que Andalucía). En el extremo contrario están Cantabria (8,5), Navarra (8,6), País Vasco (8,7).

La Consejería de Educación madrileña no considera que sus cifras supongan una merma en la calidad. La consejera Lucía Figar solicitó a principio de curso a los directores de centros "que elaboraran los horarios de sus plantillas con arreglo a lo que marca la normativa estatal, es decir, con un mínimo de 18 horas para cada profesor".

Con información de Pilar Álvarez.

La privada capea el temporal

La crisis también está afectando a la escuela privada, la mayor parte de la cual está concertada (las comunidades la subvencionan y esta ofrece la enseñanza gratis). Sin embargo, las cifras globales sugieren que los centros privados van capeando el temporal, aunque estas estadísticas, como no separan la escuela netamente privada de la concertada, no permiten atisbar el posible traspaso de la primera a la segunda.

De cualquier modo, la privada ganó el curso 2010-2011 un total de 21.629 alumnos (la pública 128.000) y su plantilla de profesores aumentó en 2.599 (en la pública fueron 5.078). Así la relación de alumnos por profesor ha mejorado una décima hasta 13,4, aunque sigue lejos de la de la escuela estatal: 10,6.

Sin embargo, si se baja al detalle de las comunidades se puede comprobar que hay varias en las que la privada ha visto reducido tanto su número de escolares como el de profesores. Destaca en una y otra estadística Cataluña, donde la bajada ha sido de casi 13.000 estudiantes y de 265 docentes. En Extremadura, han sido 587 alumnos y 266 profesores menos. También han perdido un puñado de escolares en Asturias, Aragón, Galicia y Ceuta (303). En total, el balance de pérdida de docentes suma 826 en Aragón, Asturias, Cataluña, Extremadura y Murcia. En el lado contrario, la mayor subida de docentes en la privada la registra Andalucía (1.103). También aumentó la cifra en Madrid (771) y Valencia (456), en contraste con lo ocurrido en la pública.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 5 de julio de 2011

Más información