Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Batman pelea en Sagunto

En un local del barrio portuario saguntino Justo Diéguez y Andy Norman preparan los combates para varias películas y series

Si uno camina por una calle de Puerto de Sagunto y ve un local con tres crípticas iniciales enormes y rojas no imagina que dentro se preparen las peleas que veremos en películas de Batman o James Bond. Las iniciales KFM responden a Keysi Fighting Method, el método de lucha creado por Justo Diéguez (1957) junto a Andy Norman (1965), basado en las reacciones naturales y que está arrasando en Hollywood.

En películas como Batman Begins, El caballero oscuro, Furia de titanes e incluso en la última serie de moda, Juego de tronos, podemos ver la mano de Justo y Andy. "Es bastante diferente de otras artes marciales", explica Justo, "porque nosotros nos basamos en el comportamiento natural de la gente, no forzamos a que se muevan de manera artificial. No hay filosofías basadas en religión, como en muchas otras. He estado practicando diferentes tipos de artes marciales desde los diez años, y al final, lo que más me interesaba era el autocontrol, y no la técnica".

El método KFM es bastante diferente de otras artes marciales

No es un deporte: es una manera de defenderse

Es importante matizar una cosa: lo que enseñan Justo y Andy no es un deporte, es una manera de defenderse, pura y simple defensa personal. No hay competiciones, y sin embargo la organización ya está presente en muchos países, desde Reino Unido hasta Australia, en parte gracias a la exposición extraordinaria que los trabajos en la industria de Hollywood está proporcionando al KFM. Actores como Liam Neeson o Christian Bale han seguido sus enseñanzas en la pantalla. "La característica diferencial" explica Andy Norman "es la atención que prestan": "Lo que piensas cuando te presentan a un actor de primera fila es precisamente que no te va a hacer caso. Sin embargo, son como esponjas: prestan una atención increíble, se quedan con cada detalle y viven intensamente sus personajes".

"Intentamos adaptarnos a las características de cada persona y a cada situación, incluyendo la posibilidad de utilizar cualquier cosa como arma", detalla Justo. Probablemente, ése es el secreto para que en Hollywood encaje tan bien. En las peleas de las películas que han coreografiado Justo, Andy y un tercer socio, Paul Jennings, un especialista con un currículo de infarto, todo parece ser muy real: ningún personaje que no tenga una flexibilidad especial dará una patada alta y todos usarán los recursos que encajen con sus condiciones.

Justo, Andy y Paul han constituido, además de su manera de pelear, una organización internacional que como Justo explica, está "reconocida como el primer arte marcial español". Además de los cursos de instrucción, han concluido recientemente su participación en la segunda parte de Furia de titanes y están colaborando en el piloto de una serie para la televisión de Castilla y León denominada Guardianes del templo, ambientada en la Edad Media .

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 5 de julio de 2011