Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los madrileños tienen más dinero para veranear

El barómetro de consumo refleja una ligera recuperación de la confianza

Más cortas, con menos gasto y a la playa.
Más cortas, con menos gasto y a la playa.

Si arañar unos euros para salvar las vacaciones de verano es síntoma de recuperación económica, las familias madrileñas comienzan a levantar cabeza. Muy ligeramente, es cierto, pero hay indicios que invitan al optimismo, según el avance del último Barómetro de Consumo de la Ciudad de Madrid. Aunque en general los ciudadanos sus finanzas personales con honda pesadumbre.

- El país se hunde menos pero a mí me va fatal. La confianza de los consumidores madrileños ha crecido alrededor de un 10% en el último año, según el barómetro municipal presentado ayer (unas 1.200 encuestas realizadas entre el 15 de mayo y el 16 de junio, con un margen de error del 3%). Su percepción de la economía nacional ha mejorado, si por ello entendemos que son muchos menos los que creen que la cosa puede ir a peor a corto o medio plazo (del 75,1% al 32%). Se iguala así este indicador con el de las perspectivas personales, que tampoco augura un mejor horizonte: el 70,1% cree que lo suyo seguirá igual, y el 24,2% opina que empeorará (en 2010 era el 26,5%).

- Para el veraneo aún estamos haciendo cuentas. Casi el doble de madrileños que el año pasado no sabe aún si podrá irse de vacaciones (11,9%), lo que denota probablemente que todavía están haciendo cuentas. En cierto modo, es bueno: no han tirado la toalla. Son menos además los que responden ya con seguridad que no lo harán (el 34,4% frente al 39,1% de 2010). El resto sí viajará, la mayoría a otra autonomía (el 46,1%), unos poquitos a otro país (5,1%) o a otro lugar de la región (2%). En cualquier caso, las razones económicas pierden peso para explicar que aquellos habituados a viajar este año se queden sin hacerlo: en 2010 el 51,5% lo achacaba a este motivo; en 2011, solo el 37,1%.

- Dos semanas de sol y playa. Los madrileños cada vez reparten más sus vacaciones, explicaba ayer el concejal de Economía, Miguel Ángel Villanueva. El 52,6% veraneará entre ocho y 15 días (frente al 41,6% de 2010); descienden los que lo harán entre 16 y 30 días (del 33% al 29,1%) o más (del 12,2% al 8%). Respecto al destino elegido, sigue imperando el turismo de sol y playa (54%) frente al campo (18,7%), la visita a la familia (18,3%) o el viaje cultural (5,7%).

- Más hotel y menos tirar de familia y amigos. Otra muestra de recuperación: el 54,7% optará por un alojamiento de coste cero (segunda vivienda el 34,9%, casas de familia o amigos el 19,8%). En 2010 era al 63,4%. Cae en ese sentido diez puntos el asalto a los seres queridos, mientras que el uso de hoteles sube del 23% al 30%. Además, desciende también el porcentaje de aquellos que este año recortarán gastos (del 12,8% al 8,9%). Para lograrlo, la mitad apuesta por reducir el viaje, y uno de cada cuatro cambiará de destino.

- Y un consejo extra: ojo con las rebajas. El Ayuntamiento también difundió ayer datos sobre las rebajas. En 2010 realizó 1.369 inspecciones y detectó infracciones en el 22,6%. Las más comunes: no figura el precio inicial y el rebajado; no se especifica el periodo de saldo; no se diferencia bien productos rebajados de los demás; e irregularidades con las hojas de reclamaciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 29 de junio de 2011