Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Siete infectados por 'E. coli' en Burdeos por soja casera

Francia confirma el segundo brote de la enfermedad

Una decena de personas han resultado infectadas en Francia en los últimos días, en los alrededores de Burdeos, por la bacteria E. coli escondida en brotes de soja. La prefectura de la región de La Gironda confirmó ayer, cuando aún permanecían cinco de esas personas hospitalizadas, que al menos en dos casos se trataba de la misma cepa que la bacteria E. coli que desde el 1 de mayo ha matado en Alemania a 42 personas e infectado a 4.000.

La Agencia Regional de Salud francesa continuaba ayer efectuando análisis para descubrir el origen de la infección. Sólo uno de los cinco enfermos que aún guardaban cama en el hospital (todos adultos) se encontraba en reanimación, aunque los médicos no temían, en principio, por su vida.

Los germinados se sirvieron como adorno de sopas frías y gazpachos

Los síntomas, que comenzaron a aparecer el día 15 de junio, fueron siempre los mismos: diarreas sangrantes que podían complicarse en una crisis renal aguda. En principio no había nada que relacionara a los enfermos, aunque la prefectura descubrió ayer algo que sí hicieron juntos: siete de ellos participaron, el ocho de junio, en una merienda común en una escuela infantil de Bègles (Gironde), cerca de Burdeos, donde se sirvieron, como adorno para algunas sopas frías y gazpachos, unos brotes de soja comprados en la tienda de jardinería Jardiland y que los mismos animadores de la merienda habían hecho germinar. Seis personas infectadas ingirieron esos brotes. Los brotes de soja procedentes de una granja de Baja Sajonia constituyen también el origen de la bacteria mortífera alemana.

Es la segunda vez en una semana que Francia se enfrenta a un brote infeccioso grave de esta bacteria. El pasado 17 de junio se hizo público que siete niños habían sido hospitalizados en Lille, también aquejados de diarreas sangrantes, tras comer carne de hamburguesas congeladas adquiridas en un supermercado de la cadena alemana Lidl. La Agencia Regional de Salud francesa aseguró pronto que, a pesar de que la bacteria era la misma, no se trataba de la misma cepa que la E.coli alemana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 25 de junio de 2011