Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Girona reúne talento innovador

El príncipe de Asturias, en el Fórum Impulsa, que agrupa a emprendedores, consideró inaceptable que la desesperanza se instale entre los jóvenes

Un nutrido grupo de emprendedores y expertos en creación de empresas posaba ayer en el Auditori de Girona con el príncipe de Asturias. De repente, Felix Finkbeiner se pone de puntillas y le tapa la boca a don Felipe. Felix, un jovencito alemán de 13 años, sonríe. Era el emprendedor más joven del Fórum Impulsa, un encuentro sobre creación de empresas organizado por la Fundación Príncipe de Girona, que contó con la asistencia de don Felipe y doña Letizia.

No es la primera vez que el chaval le tapa la boca a alguien importante. No es cosa de la mala educación. Con ese gesto, tapar la boca a un adulto, promociona la iniciativa que empezó con nueve años y que ha presentado incluso ante la ONU: "Dejad de hablar y empezad a plantar". Se trata de que los niños convenzan a sus países de que planten un millón de árboles para asegurar su futuro. El Fórum Impulsa, que se celebra por segundo año consecutivo en Girona, reunió a 1.000 personas -entre ellas, medio millar de jóvenes interesados en emprender- y a 24 ponentes destacados en diferentes áreas de la creación de empresas. Precisamente los niños y la educación fueron uno de los ejes centrales de la jornada.

"Desde el punto de vista social, interesa muy poco la educación", dijo el filósofo José Antonio Marina, creador de la Fundación Educativa Universidad de Padres. Marina se definió como un "indignado educativo". "O preparamos a los jóvenes para aprovechar las oportunidades del mundo o se quedarán como una especie de lumpemproletariado", advirtió.

Wendy Kopp, cofundadora de Teach for America y de Teach for All, una red para que los niños de zonas desfavorecidas tengan acceso a una buena educación, recordó cómo ha convencido a jóvenes brillantes para que enseñen en colegios de esas zonas. "Veinte años después de empezar, y gracias al poder de la inexperiencia, ahora sabemos algo que no sabíamos antes: que es posible transformar con la educación", declaró.

"No pararé hasta que todos los millones de alumnos de primaria y secundaria de España hagan una asignatura sobre emprender", prometió José Manuel Pérez Díaz, impulsor del Proyecto Valnalón en Asturias, que desde 2000 ha llevado a las escuelas la creación de cooperativas y, con ellas, la lección de emprender.

Al término de la jornada, el príncipe Felipe consideró inaceptable que la desesperanza se instale entre los jóvenes, por ellos y por el futuro de España. El Príncipe señaló la necesidad de impedir que la juventud se vea o sienta excluida "material, social o emocionalmente". Sin embargo, admitió que "la abundancia y la calidad de los recursos tecnológicos y humanos coexisten a menudo con la inseguridad económica, la precariedad o la inequidad", y que "un número muy importante de jóvenes no pueden acceder a un puesto de trabajo". "Juntos hemos de buscar soluciones a nuestros problemas, más allá del desencanto o el desánimo, para proyectar de nuevo nuestro país hacia el futuro con fuerza, seguridad y confianza", concluyó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 23 de junio de 2011