Seguidores de Aurore Martin impiden su detención en Francia

Agencias
San Sebastián - 22 jun 2011 - 05:00 UTC

Alrededor de un centenar de personas impidieron ayer en Bayona (Francia) que la policía francesa lograra detener a la exdirigente de Batasuna Aurore Martin, que el pasado sábado reapareció en público tras seis meses en la clandestinidad y sobre quien pesa una orden de detención emitida por la justicia española. Los agentes de la división nacional antiterrorista de la Policía Judicial acudieron hacia las tres de la tarde a la vivienda donde se encontraba la exdirigente de la Mesa Nacional de Batasuna atendiendo a un grupo de periodistas. Los policías, vestidos de paisano, tuvieron que forzar la puerta ante la negativa de los inquilinos a abrirla. Arrestaron a Martin y le comunicaron la orden de detención para ser extraditada a España.

Más información

Los agentes sacaron a la mujer de la casa en volandas, pero se encontraron con que decenas de personas se habían concentrado en el lugar para impedir su traslado a la comisaría, lo que provocó momentos de tensión. La propia Aurore Martin, de 32 años, explicó a la emisora Infozazpi lo ocurrido: "Estaba en mi piso, han tocado la puerta y como no la he abierto la han derribado. Han entrado varios encapuchados, me han llevado escaleras abajo en volandas, agarrada de pies y manos. Entonces ha llegado mucha gente para protegerme. Ha sido un momento muy violento, muy tenso". "En un momento se han visto desbordados y han ido en busca de más policías", relató.

Orden de extradición

En medio de esta situación, con decenas de personas rodeando a los agentes en la entrada del inmueble, estos dejaron a Martin para evitar que los incidentes se agravaran. Mientras tanto, dotaciones pertenecientes a la Compañía Republicana de Seguridad (CRS) acudieron para apoyar a los primeros agentes y controlar a los congregados que impedían la detención. Hacia las 16.30, los policías decidieron retirarse sin llevarse arrestada a Martin. No obstante, el ministro francés del Interior, Claude Gueant, declaró que la orden de extradición se iba a ejecutar.

Martin, de 31 años y natural de la localidad vasco francesa de Oloron, formó parte de la dirección de ETA y fue encarcelada en 2003 tras aparecer su nombre en la documentación incautada al jefe de la banda Ibón Fernández, Susper. El juez Pablo Ruz, titular del Juzgado Central número 5 de la Audiencia Nacional, la acusa del delito de integración en organización terrorista y de haber participado en actos y reuniones de la ilegalizada Batasuna entre marzo de 2006 y septiembre de 2007.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0022, 22 de junio de 2011.

Lo más visto en...

Top 50