Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los indignados increpan a Cayo Lara durante un desahucio en Madrid

El líder de Izquierda Unida fue empapado con agua y tachado de "oportunista"

El coordinador de Izquierda Unida, Cayo Lara, acabó ayer bañado en agua cuando participaba "a título personal" en una convocatoria para frenar un desahucio en Madrid.

Unas 500 personas respondieron a la llamada de la rama madrileña de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), gracias entre otras cosas al apoyo que han recibido de Democracia Real Ya, el grupo que convocó la manifestación del 15 de mayo, y de las asambleas de barrio nacidas de la acampada de Sol.

Cayo Lara llegó a la misma hora que el grueso de los manifestantes, a las 9.30, y como el resto se colocó cerca de la puerta del edificio donde vive la familia que ayer iba a ser desahuciada: un inmigrante libanés en el paro, su mujer y su hija adolescente. Algunos de los que rodeaban al político ni siquiera sabían de quién se trataba. Su presencia no causó revuelo hasta que, pasadas las 11.30 y una vez logrado el aplazamiento del desahucio, Lara se dirigió a los medios de comunicación.

Eso provocó la ira de muchos de los indignados, que tienen a los políticos en el punto de mira. Le llamaron "oportunista", le zarandearon y le echaron encima una garrafa de agua. A él y a la veintena de periodistas que intentaban grabar o tomar nota de su declaración.

Lara insistió en que había acudido a la convocatoria a "título personal". "Además, no se me puede negar el derecho ciudadano a manifestarme", protestó. Cariacontecido, aguantó estoico los gritos de los manifestantes, y respondió uno a uno a todos los que le increparon directamente. "Estamos luchando también desde Izquierda Unida, nuestra gente está también en Sol, y en las asambleas de los barrios. Si alguien nos quiere excluir, se equivoca", dijo. Pero muchos de los indignados seguían coreando su grito más repetido en todas las protestas: "¡Que no, que no, que no nos representan!".

Alarmada por los gritos, la presidenta de la Coordinadora Nacional de Ecuatorianos de España (CONADEE) -una de las asociaciones que más tiempo lleva defendiendo en Madrid a los afectados por las hipotecas-, Aída Quinatoa, salió en defensa del coordinador de IU: "Cayo Lara lleva tres años apoyándonos y la PAH se desvincula de los insultos", dijo a los medios. "No seamos desagradecidos con los pocos que nos han ayudado", añadió más tarde.

La Plataforma de Afectados por la Hipoteca se creó en 2009 en Cataluña, comunidad donde ya tiene presencia en 10 municipios, donde ha paralizado más de 10 desahucios. En Murcia también es muy activa y sostiene que desde diciembre ha frenado 16 desahucios.

En las últimas semanas, posiblemente gracias al apoyo del 15-M, se ha extendido a Valencia, Galicia, Toledo, Jaén, Málaga y Granada. El sábado, algunos de sus miembros tienen previsto reunirse en Barcelona para coordinarse. "Esto está creciendo muchísimo", dice José Coy, de la PAH Murcia. "Hoy ha sido patético que algunos se hayan metido con Cayo [Lara]. Pero intentaremos controlarlo porque nuestra expansión es ya imparable".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 16 de junio de 2011