Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:BANDA SONORA

De Sabina a Libertines en cuatro estaciones

Una trabajadora de Metro hace un estudio sobre la música del suburbano

Rosiña vive en Cuatro Caminos. "Lo mejor de los madriles, donde está la flor y nata", canta la protagonista en La chula de Pontevedra, un pequeño sainete estrenado en el teatro Apolo de Madrid el 27 de febrero de 1928. "Pues tenemos autobuses y un gran metropolitano y hasta casas rascacielos, como los americanos". Es una de las primeras referencias musicales al metro de Madrid, 10 años después de que Alfonso XIII inaugurase la primera estación de la línea 1 con el trayecto de Cuatro Caminos hasta la Puerta del Sol.

Ana Blázquez, de 45 años, vive en el barrio de Las Musas y al lado de su casa está la última estación de metro abierta hasta ahora, Las Rosas. Es la que coge todos días para ir a trabajar al gabinete de prensa de Metro de Madrid. Después de 83 años de La chula de Pontevedra, Ana, junto a su novio Carlos, de 47, que también trabaja en el suburbano madrileño dando cursos de formación, rescató la historia de Rosiña como punto de partida para un estudio sobre el metro de Madrid a través de sus canciones. "Lo hicimos en una tarde", cuenta Ana. "Pusimos en el suelo los casi 1.500 vinilos y 600 cedés y buscamos las canciones que hablasen del metro. Mi chico es una enciclopedia. Así que a una primera lista de temas que se gestó por el 90º aniversario de Metro de Madrid le hemos añadido muchas más referencias". Total, más de 40 canciones que con motivo del Día de la Música Heineken, el próximo 21, Ana irá publicando en el perfil de Facebook de Metro de Madrid. Topo, Asfalto, Trastos (El loco de la línea 5), Boikot incluso Serrat (La bella y el metro) le han cantado al metropolitano. Rescatamos cuatro canciones y hablamos con dos de sus protagonistas: Nacho Ca-nut y Joaquín Sabina.

Sabina: "La escribió otro más joven, más loco, más pobre y, acaso, más feliz"

MÁS INFORMACIÓN

- 'Viva el metro', Kaka de Luxe. "Qué ilusión, qué ilusión, ha subido el metro. Qué felicidad que sea tan caro el metro más feo de Europa", cantaban los primeros punk españoles Kaka de Luxe, quejándose por el aumento del billete. Nacho Canut, uno de los componentes de Kaka de Luxe, explica que en aquella época usaban mucho el metro. "Era nuestro medio de transporte natural. Casi vivíamos allí. Montaba muchísimo hasta que empecé a tener claustrofobia y ataques de pánico cuando se paraba entre estaciones. Dejé de cogerlo. Llevo como 15 años sin pisarlo. Soy más de autobús, sinceramente". Y ¿qué recuerda de la canción? "Cuando la oigo ahora pienso que debíamos de haber sido más autocríticos y no grabar sin ton ni son todo lo que íbamos componiendo".

- 'Caballo de cartón'. Joaquín Sabina. Con el estribillo "Tirso de Molina, Sol, Gran Vía, Tribunal / donde queda tu oficina para irte a buscar", esta canción escrita en 1984 es un clásico cuando se habla del metro de Madrid. Joaquín Sabina desvela a EL PAÍS algunos detalles: "La escribí en la cama de mi casa, en la calle de Tabernillas, después de que la chica de la canción se fuera a trabajar muy de mañana. Había poca licencia poética y mucha, tal vez demasiada, realidad", explica. "Fue de esas canciones que salen de un tirón. Las menos, las mejores. Está provocada por el complejo de culpa de seguir en la cama mientras mi chica se iba a trabajar". ¿Cambiaría algo de la canción? "Me cambiaría yo por quien la escribió entonces, que era otro más joven, más loco, más pobre y acaso más feliz".

- 'Infinita tristeza', Manu Chao. Lo grabó un poco a lo punk. Con una grabadora junto al altavoz donde las voces del metro anunciaban eso de "Próxima estación: Esperanza". Así tituló Manu Chao su segundo disco en solitario. La grabación del metro se escucha a lo largo del álbum y justo al final de la última canción Infinita tristeza. La locutora de RNE María Jesús Álvarez y el actor de doblaje Javier Dotú demandaron al cantante por utilizar su voz sin permiso. Manu Chao pidió perdón ("La introducción en el referido álbum fue un error...", dijo en un comunicado) y tuvo que compensarles económicamente.

- 'Time for heroes'. The Libertines. Primera imagen: dos jovencísimos Pete Doherty y Cart Barat se saltan el torno del metro de Madrid por el morro. También chapotean en la antigua fuente de la plaza de Colón y dan volteretas en las barras de los vagones. Es lo que se ve en el videoclip Time for heroes que The Libertines grabaron en 2003 con una cámara casera por las calles de Madrid. La letra no habla del metro, pero el videoclip merece la pena. Era la época más autodestructiva del grupo británico. "Grabamos el vídeo completamente borrachos", explica Barat en su libro autobiográfico Threepenny memoir: The lives of a libertine. "Podía haber muerto cuando el metro empezó a andar y yo me tiré sobre él. Podía haber caído entre dos vagones. Así vivíamos entonces".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 15 de junio de 2011