Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gaza sufre una de las tasas de paro más altas del mundo

La ONU cifra en un 45,2% el desempleo en la franja

Si lo que pretendía el bloqueo israelí de Gaza era minar las fuerzas de Hamás, partido-milicia que mantiene el control de la franja desde 2007, el informe sobre el empleo en la región elaborado por la ONU indica lo contrario. El empleo público, el que controla e impulsa Hamás, es el único que crece en la franja: un 3% entre la primera y la segunda mitad del año pasado. Mientras tanto, el conjunto de la economía de Gaza está ahogada por una tasa de desempleo del 45,2% (datos del segundo semestre de 2010), una cifra situada entre las más altas del mundo.

Dicho de otro modo, de los 347.541 palestinos que forman su fuerza laboral -una población activa corta porque la edad media de los 1,5 millones de palestinos de la franja es de 17 años-, 157.175 están en el paro.

El empleo público, controlado por Hamás, es el único que crece

El ligero alivio en 2010 del cerrojo israelí impuesto hace seis años por la captura, a manos de facciones palestinas, del soldado Guilad Shalit, llegado sobre todo tras la crisis de la flotilla humanitaria y la muerte de nueve activistas, debería haber impulsado el sector privado en Gaza, en opinión de la ONU. Pero las cifras de su agencia para los refugiados palestinos (UNRWA), autora del informe, dicen lo contrario. La iniciativa privada en la franja sufrió la pérdida de unos 8.000 puestos de trabajo en el segundo semestre de 2010 e hizo caer un 8% el empleo en este apartado. A la cabeza de este retroceso, la agricultura y los servicios. Solo la construcción y las comunicaciones tiraron del empleo en el sector privado.

"Si el objetivo de la política de bloqueo era debilitar a la Administración de Hamás", afirma el portavoz de la UNRWA Chris Gunness, "las cifras de empleo público sugieren que ha fracasado". Según los datos del informe, el sector público, el que maneja la formación islamista, generó un 70% de los puestos de trabajo entre el segundo semestre de 2009 y el mismo periodo en 2010. Hamás incrementó el empleo público en una quinta parte en los últimos cuatro años.

El estudio, hecho público en el quinto aniversario el bloqueo israelí, señala que los salarios cayeron un 34,5% desde 2006, un descenso que ha sumergido en la pobreza aún más a los habitantes de Gaza.

La ONU dedica uno de los apartados del estudio a los refugiados palestinos, "los más golpeados" por la sacudida del desempleo, en palabras de Gunness. Forman dos tercios de la fuerza laboral y sufren una tasa de desempleo del 45,3%. Solo en 2010, perdieron un 6% de los puestos de trabajo, un varapalo que trasladado al sector privado se eleva hasta el 15%.

La publicación del informe coincidió con la reunión en El Cairo (Egipto) entre Hamás y Al Fatah para impulsar el acuerdo de reconciliación sellado el pasado 4 de mayo. Los dos grupos, según informa Efe, acordaron ayer verse de nuevo el 21 de junio para cerrar un Gobierno de unidad nacional.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 15 de junio de 2011