Miles de correos electrónicos sacan a la luz la conducta de Sarah Palin

Las revelaciones llegan cuando la exgobernadora republicana de Alaska está a punto de anunciar su candidatura a la presidencia de Estados Unidos

La distribución ayer de miles de correos electrónicos escritos por Sarah Palin durante sus años como gobernadora de Alaska pueden aportar nuevo material de controversia sobre esta polémica figura de la política norteamericana en un momento decisivo para sus aspiraciones como candidata presidencial para 2012.

El análisis del material hecho público, más de 24.000 páginas que pesan cerca de 50 kilos, puede llevar algún tiempo, y es difícil anticipar si contiene revelaciones que puedan perjudicar la imagen de la compañera de candidatura de John McCain en 2008. Curándose en salud, Palin, cuyos abogados han tenido la oportunidad de revisar previamente los e-mail distribuidos, ha anticipado que hay algunas informaciones "que obviamente no estaban destinadas al consumo público" y otras que sus rivales podrían tratar de interpretar "fuera de contexto".

La prensa se ha volcado para analizar las más de 24.000 páginas de 'e-mails'
En el periodo de los mensajes se vio implicada en varios escándalos
Más información
Sarah Palin llama "aliado" de EE UU a Corea del Norte
Palin cree que podría ganar a Obama en las presidenciales de 2012
'Sarah de Alaska', en su hábitat
Sarah Palin publica una lista de errores de Obama en su página de Facebook
Sarah Palin recurre al antisemitismo para replicar a quienes la vinculan con el tiroteo de Tucson

Durante el tiempo cubierto por los documentos dados a conocer, sus primeros 21 meses como gobernadora, Palin estuvo implicada en varios escándalos, como el despido del jefe de la policía de Alaska -conocido como Troopergate- o sus relaciones con las empresas petroleras instaladas en ese Estado. La gobernadora renunció al cargo en julio de 2009, cuando ya había pasado de ser una completa desconocida a una celebridad nacional.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

La solicitud de los correos fue presentada por varios medios de comunicación poco después del nombramiento de Palin como candidata a la vicepresidencia. Una vez estudiada la petición por las autoridades estatales, se decidió mantener en secreto únicamente unas 2.000 páginas que contienen datos de carácter privado protegidos por ley. El resto del material fue entregado ayer únicamente en copias de papel y exclusivamente en la lejana capital de Alaska, Juneau, adonde se desplazaron varias decenas de periodistas para comenzar lo más rápidamente posible el complicado proceso de selección.

Tres de los medios que reclamaron los documentos, MSNBC, Propublica y Mother Jones, han contratado los servicios de una empresa especializada para procesar el material. Otros, como The New York Times y The Washington Post, han solicitado públicamente la colaboración de los lectores para crear un equipo de buscadores. Associated Press y otras agencias han trasladado especialistas a Juneau para tratar de extraer cuando antes las novedades más llamativas de esta enorme pila de información.

Michael Isikoff, uno de los primeros periodistas de MSNBC que está trabajando con el material, dijo anoche que había visto algunas referencias al Troopergate, pero que mucho de lo que estaba leyendo eran trámites ordinarios de un gobernador sin interés noticioso.

Los correos incluyen tanto los que Palin escribió desde su cuenta en el Estado de Alaska como la que mantenía de forma privada en Yahoo. En ellos, cuando menos, se podrá certificar el estilo peculiar de gobierno que esta mujer ejerció durante su mandato, así como otros aspectos de su personalidad y su conducta que pueden ser de interés para el público. El Gobierno de Alaska tiene aún que tomar una decisión en relación con los correos de los últimos 10 meses de la gestión de Palin, sobre los que también hay peticiones de la prensa, aunque no parece que puedan ser dados a conocer pronto.

"Los miles y miles de e-mail hechos públicos mostrarán a una Sarah Palin actuando como la jefa ejecutiva de su Estado, muestran a una gobernadora que trabaja de forma infatigable; todo el mundo debería de leerlos", ha manifestado un portavoz de Palin, Tim Crawford, en un comunicado.

Como todo lo que tiene que ver con Sarah Palin, este nuevo episodio de los e-mail ha revolucionado al país, o al menos ha revolucionado al país que aparece en los medios de comunicación. Esta es una persona que sigue desatando pasiones, a favor y en contra.

El amor o el odio hacia ella, de parte de la derecha o la izquierda, es visceral, y resulta improbable, por tanto, que estos documentos modifiquen mucho las cosas. Los que la apoyan encontrarán nuevas razones para ratificar su respaldo y quienes la aborrecen, lo seguirán haciendo con más argumentos. Quienes creen en su honestidad, verán esa virtud reflejada en estos textos. Quienes la tienen por una analfabeta, no es probable que descubran que estaban equivocados.

En cualquier caso, su fama crece cuando más lo necesita, cuando está a punto de anunciar su intención de aspirar a la presidencia el próximo año. Lo ocurrido ayer en Juneau es solo la primera etapa de la resurrección de Palin.

Por delante queda la película The Undefeated, un documental que será estrenado el próximo viernes y que exalta sus virtudes humanas y políticas. Se espera también una sucesión de entrevistas periodísticas, giras de campaña y, como culminación, cuándo y donde ella decida, el anuncio de su candidatura. A menos que estos papeles escondan algo que lo impida.

La exgobernadora de Alaska Sarah Palin, ayer en Portsmouth, en el Estado de New Hampshire.
La exgobernadora de Alaska Sarah Palin, ayer en Portsmouth, en el Estado de New Hampshire.BRIAN SNYDER (REUTERS)

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS