Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La constitución de la nueva Asamblea

Un juez retira la imputación al portavoz del PP en el Parlamento

La presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, sorprendió el lunes al grueso de su grupo parlamentario, formado por 72 diputados, al designar como portavoz a Íñigo Henríquez de Luna. Su nominación provocó cierta extrañeza no solo porque ocupaba el número 37, algo retrasado, en la candidatura autonómica del PP, sino porque estaba imputado por un supuesto delito de tráfico de influencias en el caso Becara.

Henríquez de Luna recibió casualmente ayer la comunicación del juez que acordaba su "sobreseimiento libre y parcial" aunque el magistrado no cierra el caso como pedía el fiscal hace año y medio cuando le reclamó el sobreseimiento del mismo.

El proceso de Henríquez de Luna se remonta a 2008, poco después de estallar la operación Guateque, el caso de concesión irregular de licencias en el Ayuntamiento de Madrid. Entonces la familia propietaria del edificio donde está la tienda de decoración Becara denunció a la junta municipal del distrito de Salamanca, que Henríquez de Luna presidía, por conceder una licencia de forma supuestamente irregular. El afectado achacó la querella a una venganza personal porque meses antes ordenó cerrar un despacho profesional de la misma familia porque carecía de todos los permisos urbanísticos.

Hasta ayer el nuevo portavoz del PP justificaba que su causa estaba "muerta". Tenía razones para pensarlo. Porque el escrito del fiscal era claro: Henríquez de Luna no era concejal cuando se otorgó la licencia a la tienda de decoración Becara.

El PP regional aprovechó el levantamiento de la imputación para cargar contra el juez que ha instruido el caso, Santiago Torres, que también lleva el caso Guateque. "No se puede poner en juego la reputación de alguien ni tener dilaciones indebidas cuando el fiscal pide el archivo de la causa. Todos tenemos que cumplir la ley, y también los jueces mediáticos y polémicos", espetó Aguirre. Los populares anunciaron que estudian medidas legales por la dilación del proceso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 8 de junio de 2011