Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:SERGE BRAMMERTZ | Fiscal jefe del Tribunal de La Haya

"El juicio puede abrir la puerta a la reconciliación en Bosnia"

A sus 49 años, el jurista belga Serge Brammertz, curtido en la lucha contra el crimen organizado, el terrorismo y las violaciones de la ley humanitaria internacional, afronta el segundo momento estelar de su carrera. Como fiscal jefe del Tribunal Penal Internacional para la Antigua Yugoslavia (TPIY), está a punto de leer al exgeneral serbobosnio Ratko Mladic los 11 cargos de genocidio y crímenes de guerra y contra la humanidad que le atribuye por la guerra de Bosnia. Hace tres años, Brammertz hizo lo mismo con Radovan Karadzic, antiguo líder político de los serbios de Bosnia, que está siendo juzgado ahora en La Haya, sede del TPIY. Mladic era el brazo militar del ideólogo Karadzic, y el fiscal está listo para pedir justicia en nombre de miles de víctimas bosnias.

Pregunta. Mladic comparecerá por fin ante los jueces. ¿Qué pensó al enterarse de su arresto?

Respuesta. Cuando detuvieron a Karadzic, en 2008, nos pusimos muy contentos. También nos frustró no tener entonces a Mladic. Habríamos podido acusarles de formar una asociación de malhechores que perpetró los peores crímenes perseguidos por el TPIY. Hemos esperado un poco más, pero Mladic ya viene. Me encontraba en Croacia cuando lo supe, y pensé en las madres de Srebrenica. Mucha gente lo asocia con el pasado. Es un error. El juicio debe realizarse para que haya una posibilidad de reconciliación en Bosnia.

P. El abogado de Mladic dice que no soportará el proceso. ¿Cómo evitará retrasos similares a los registrados con Milosevic, que fue a juicio en 2001 y falleció, sin sentencia, en 2006?

R. Estamos analizando todos los frentes legales posibles. Hace unos meses enmendamos las acusaciones contra Mladic, que incluyen Srebrenica, el sitio de Sarajevo y la limpieza étnica en Bosnia. Cuando él llegue a La Haya tomaremos una decisión. Muchos juristas teorizan sobre el rumbo a seguir, pero los que estamos mejor situados somos nosotros. Tomaremos pronto una decisión.

P. Su último informe sobre la cooperación de Serbia para detener a Mladic era demoledor. ¿Influyó en el arresto?

R. Belgrado ha hecho un buen trabajo. Como se ha visto, sigue habiendo serbios contrarios a la captura. Lo han encontrado tarde, es cierto, pero no es demasiado para hacer justicia. Si nuestro informe ha influido, la presión internacional ha sido decisiva.

P. ¿Es más fuerte ahora la justicia internacional que cuando acusaron a Mladic en 1996?

R. La comunidad internacional usa más sus armas judiciales que antes. El principal problema son las órdenes de arresto. Si no hay voluntad política para ejecutarlas, hacemos un ejercicio teórico. El éxito del TPIY, con fecha de cierre en 2014 aunque acabará sus procesos, supera a Mladic. Depende de que se investiguen y juzguen en los Balcanes, el resto de casos contra criminales de guerra. No hay alternativa, y la UE insiste en esta forma de estrategia nacional.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 31 de mayo de 2011