Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Manifiesto de personalidades de Israel por un Estado palestino

Un grupo de personalidades israelíes publica hoy un manifiesto en el que se pide a la Unión Europea que reconozca en septiembre un Estado palestino independiente. "La horrorosa exhibición del primer ministro Benjamín Netanyahu en Washington y el inequívoco apoyo que ha recibido del Congreso de Estados Unidos pueden marcar el fin del proceso de paz", dice el texto. "Las únicas alternativas en este momento son un impulso palestino hacia la independencia o el riesgo de un nuevo estallido de violencia".

Los firmantes de la declaración están vinculados al movimiento de solidaridad con Sheik Jarrah, uno de los barrios de Jerusalén Oriental más afectados por la colonización, y entre ellos figuran Daniel Kahneman (premio Nobel de Economía), Michael Ben Yair (ex fiscal general de Israel), Avrum Burg (expresidente del Parlamento), Ilan Baruch (embajador), Alon Liel (ex director general de Asuntos Exteriores), Menachem Yaari (expresidente de la Academia Israelí de las Artes y las Ciencias) y los escritores Ronit Matalon y Nir Baram.

El manifiesto señala que "el fracaso de la comunidad internacional y en especial de Estados Unidos en la renovación de las negociaciones de paz refleja una innegable y desconcertante realidad: la paz ha sido secuestrada por el proceso de paz.

Maniobra de distracción

La continua construcción de colonias en Cisjordania y Jerusalén Oriental y el rechazo israelí a detener las construcciones en beneficio de la negociación indican que los actuales líderes de Israel usan el proceso de paz como una maniobra de distracción, y no como un medio para resolver el conflicto". Y añade: "Una declaración de independencia palestina no solo es legítima, es también un paso positivo para ambas naciones".

Los firmantes del manifiesto anuncian su intención de pedir entrevistas con los embajadores europeos para solicitarles que sus Gobiernos reconozcan el Estado palestino cuando, en septiembre, la Autoridad Palestina lo demande formalmente ante la Asamblea General de la ONU.

A juzgar por los sondeos, el manifiesto refleja una opinión minoritaria en la sociedad israelí. El enfrentamiento de Netanyahu con el presidente Barack Obama, y su posterior discurso ante el Congreso, en el que afirmó que la paz solo podría hacerse bajo condiciones impuestas por Israel, han disparado la popularidad del primer ministro. Su intransigencia es respaldada por su coalición conservadora de nacionalistas y religiosos y por la mayoría de los electores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de mayo de 2011