Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FORO | CiberP@ís

Sarkozy organiza una cumbre de la industria de Internet

Los dirigentes de Google, Facebook o eBay acuden a la cita en vísperas del G-8

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, ha organizado una cumbre de la industria de Internet que precederá a la celebración del G-8. Mañana y pasado reúne en París a destacados dirigentes de las principales compañías de Internet. Mark Zuckerberg (Facebook), Rupert Murdoch (News Corporation) o Eric Schmidt (Google) figuran en una lista de participantes en las que aparecen máximos ejecutivos de Vivendi, Groupon, Microsoft, discográficas, operadoras, etcétera. También asistirán desde el fundador de Wikipedia al teórico de las licencias libres (Creative Commons) Lawrence Lessig.

Se trata, según el enunciado de la convocatoria, de concentrarse en la reflexión sobre el impacto de Internet en la economía, la creación de empleo, el crecimiento y la ruptura tecnológica del modelo industrial tradicional.

El tema de la libertad en la Red pierde peso en la agenda del encuentro

Con patrocinio privado, el encuentro busca enriquecer las discusiones que los jefes de Gobierno y Estado mantendrán los dos días siguientes en la tradicional cumbre del G-8 que se celebrará en Deauville. De ahí que el nombre de esta cumbre sea eG-8.

Pero la convocatoria ha despertado la polémica en los medios franceses. Diarios como Le Monde o Le Figaro consideran que la agenda de temas excluye asuntos como la libertad de la Red. Sarkozy prefiere el Internet civilizado al de los ciberdisidentes, afirman. De hecho, solamente se espera que puedan aflorar estos temas en un debate titulado genéricamente Internet y sociedad.

A raíz de este debate, ha trascendido que quien fue ministro de Asuntos Exteriores de Sarkozy, Bernard Kouchner, propuso el año pasado que Francia acogiera una cumbre dedicada a la protección de la ciberdisidencia y que sirviera para dotarles de herramientas para combatir la censura en la Red.

Según la revista Marianne, en julio de 2010, Kouchner, en el marco de una reunión que acogía desde organizaciones no gubernamentales a expertos en Internet y representantes de 17 países, propuso que los ciberdisidentes disfruten de la misma protección que los periodistas y planteó que Francia albergara una cumbre con este propósito. La idea fue bien acogida por Holanda y se propuso que el 29 de octubre se celebrara una conferencia internacional sobre la libertad en la Red. Pero en septiembre, una carta de Sarkozy propone un cambio de agenda. Los temas a tratar deben ser la protección de los derechos de autor, la cibercriminalidad y el combate a la idea de Internet como una zona donde no reina el Derecho.

La conferencia se anuló por aparentes motivos de agenda. En noviembre, Kouchner abandonó el ministerio. Ahora, Sarkozy celebra la cumbre que él proponía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 23 de mayo de 2011