Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Elecciones municipales y autonómicas | La batalla municipal

Los socialistas pierden sus bastiones municipales de Barcelona y Sevilla

Ventaja de CiU en la capital catalana y mayoría absoluta del PP en la andaluza

Barcelona y Sevilla, los dos mayores símbolos del poder municipal socialista, han pasado a manos de la oposición. En la capital catalana, donde el PSC gobernaba en coalición con ICV, la fuerza más votada ha sido CiU. Y en la ciudad andaluza, que el PSOE controlaba en alianza con IU, el PP ha obtenido la mayoría absoluta.

Xavier Trias, el candidato de CiU, será con toda probabilidad el nuevo alcalde de Barcelona, tras 32 años de poder socialista. Ha logrado aprovechar el declive del PSC y ha capeado el malestar provocado por los recortes sociales que su partido está haciendo desde la Generalitat.

El candidato socialista, Jordi Hereu, obtuvo los peores resultados de la historia del PSC en Barcelona en unas municipales. Con el 100% de los votos escrutados, se quedó con 11 concejales, frente a los 15 de Trias.

Todo apunta a que Convergència i Unió tendrá que apoyarse en los ocho concejales logrados por el PP, que ha crecido con fuerza en casi toda Cataluña. La mayoría conservadora en el Ayuntamiento de Barcelona se agudiza con la caída de Esquerra Republicana que, englobada ahora en la marca Unitat per Barcelona, ha perdido la mitad de sus concejales. Ni el aumento de apoyos obtenido por Iniciativa, que sumó un concejal a los cuatro que ya tenía, bastó para invertir la tendencia.

Hereu asumió la derrota, aseguró que continuará trabajando por Barcelona, habló de "victoria inapelable" del nacionalista Xavier Trias y le deseó "acierto". Éste respondió con el compromiso de "gobernar con todos y para todos".

En Sevilla, los resultados eran aún más llamativos que en Barcelona. Los peores de la historia reciente para el PSOE. Con el 100% de los votos escrutados, el popular Juan Ignacio Zoido se imponía al socialista Juan Espadas con el 49,3% de los votos y 20 concejales, tres actas por encima de la mayoría absoluta, frente al 29,4% y 11 ediles de Espadas (baja cuatro). El resultado de IU, dos concejales (pierde uno), se queda muy lejos de poder componer otra vez una mayoría de gobierno.

El popular Juan Ignacio Zoido, una apuesta del líder del PP de Andalucía, Javier Arenas, ya sacó más votos que el PSOE en las pasadas elecciones (4.000), pero empató a concejales (15). El pacto de los socialistas con IU (tres ediles) le arrebató la alcaldía.

El PSOE gobernaba la capital andaluza desde 1999 -a partir de 2003, en coalición con Izquierda Unida- y, junto a Barcelona, era de los pocos emblemas del poder socialista en las grandes ciudades españolas. De hecho, fue la única capital andaluza que el PP no ganó en 2003. Su abrupta caída marca la dimensión del deterioro socialista.

El abismo municipal que ya existía a favor del PP antes de las elecciones de ayer se ensanchó con la pérdida de otras capitales que se hallaban en manos del PSOE. Los populares obtuvieron el 40,9% de los alcaldes, frente al 23% de los socialistas. De las 16 ciudades que el PSOE gobernaba en solitario sólo conserva cuatro: Toledo, Lleida, Soria y Cuenca.

Entre las alcaldías que ha perdido figuran A Coruña, León (la tierra natal del presidente Zapatero), Santiago de Compostela, Vitoria, Palma de Mallorca, Ibiza, Girona, Badalona, Gandía, y, probablemente, San Sebastián. En Zaragoza, aunque el PP adelantaba en cinco concejales al PSOE, este podía mantener la alcaldía pactando con IU y la Chunta.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 23 de mayo de 2011